Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Pese a los fuertes estragos que ha causado la tormenta Harvey en el golfo de Méjico, el precio del petróleo ha bajado, pero el dólar en Colombia se ha negociado estable, por la ola invernal, los mercados internacionales presentan una gran preocupación porque con el fenómeno natural se registra caída en el precio del hidrocarburo, “por supuesto esto generó preocupación en Colombia, dependemos de este precio para nuestras exportaciones, esta baja o fluctuación se debe básicamente al comportamiento que ha tenido el petróleo por la tormenta que se presenta en Estados Unidos, el panorama es crítico, por las inundaciones esta potencia mundial se ha visto avocada a  cerrar algunas refinerías, lo que afecta las exportaciones, habida cuenta que Estados Unidos es un gran proveedor del mercado internacional” explica la analista económica Martha Argüello.

Citando cifras, al cierre de la jornada de este lunes, el dólar en el mercado colombiano cerró en un precio promedio de $2.934, un peso más que la TRM del día, que era de $2.933, la divisa estadounidense no sufrió mayores cambios a pesar de la caída de los precios en los mercados internacionales, por cuenta de la tormenta Harvey.

“Baja la moneda mejicana, no se sabe hasta cuanto tiempo se presenten las lluvias, esto genere grandes costos, se está afectando la producción de petróleo, a nivel de todas las refinerías del mundo se ve paralizada no solo por lo que sucedió en Libia sino también en Estados Unidos, esto podría no cubrir la demanda que se ha dado en estos tiempos, la producción de gas disminuye, el Diesel igual, afecta producción del mercado latinoamericano ha empezado a haber déficit” agrega Argüello.

Entre tanto para Colombia la situación es de expectativa por el desconocimiento de la cantidad de tiempo que vaya a durar la crisis petrolera, está claro que si aumenta la tormenta, esto tendrá repercusiones y afectaciones en la moneda Dólar en el mercado.

 

Publicado en Economica

El precio del dólar ha presentado una alta volatilidad, en los últimos dos meses ha subido 160 pesos, y el petróleo ha perdido 10 dólares menos en un lapso de 57 días.

Según el analista económico de La Tribuna del Cesar, José Antonio Larrazábal (Escuchar audio), “cabe señalar, que algo que permanece inestable y con pronóstico reservado, en donde ningún analistas se atreve y tiene éxito al pronosticar, es en el precio del dólar, y lo único que se puede decir es que es lo más cercano a una montaña rusa, porque sube y baja dependiendo de factores externos, sobre todo indicando que es un mercado sumamente sensible frente a lo que le pasa a la economía internacional”.  

En ese sentido, el dólar esta semana abrió el lunes a 3.085 pesos y ya para el miércoles había subido a 3.110 pesos, pero resulta que ayer bajo 31 pesos. Todo esto lo que muestra es que frente a las circunstancias que hoy rodean la economía internacional el mercado que más se afecta es el del dólar.

Hay que indicar que hace dos meses se tenía un dólar en 2.950 pesos e incluso a finales de mayo estuvo por debajo de esa cifra. Sin embargo, hoy la noticia es otra, porque entre subidas y bajadas el incremento ha sido ostensible, ya que está por encima de los $3.100, y ya esto ha despertado la expectativa en el mercado sobre qué va a pasar con el dólar.

“En la actualidad se puede decir que el nivel de volatilidad que tiene el precio del dólar siempre está dependiendo del precio del barril de petróleo, en la medida en que también en estos últimos dos meses el precio de ese barril ha tenido un descenso alrededor de 10 dólares, porque a principios de junio se cotizaba por encima de los 51,23 dólares, y hoy esta al menos en 40 dólares ese mismo barril, demostrando que hay una correlación casi que inversamente proporcional entre ambos mercados, es decir, en la medida en que el petróleo pierde valor, el dólar recupera valor o sube”, señaló el analista.

Cabe indicar, que hoy ese descenso del precio del barril obedece a muchos factores, entre esos están los excesos de inventarios que quedan después de la utilización de gasolina en el verano y sobre todo los efectos del Brexit que todavía ha replanteado serios recortes en materia de crecimiento mundial, y eso por supuesto afecta los precios de las materias primas, en donde le petróleo está en el primer lugar.

“Es de indicar que a pesar de que se espera y se pronostica qué va a pasar con el barril de petróleo nadie se atreve con exactitud a determinar hacia dónde va a llegar el precio del dólar por esa volatilidad constante a la que está sometida”, agregó Larrazábal.

De otra parte, esta volatilidad del dólar, según han dicho algunos analistas, sirve para hacer dinero, ya que la manera para obtener unos recursos es cuando un producto tiene volatilidad, porque se espera comprar barato y venderlo caro; en ese sentido, los expertos en el mercado financiero podrían aprovechar esta volatilidad del dólar.

Sin embargo, aquí se plantea que necesariamente para aprovechar esta volatilidad habría que especular, y en la especulación no solo se asumen riesgos mucho más altos de lo que el mercado pueda tener, sino que también se está expuesto al hecho de que un jugador grande entre al mercado y distorsione la verdad sobre los precios que se están presentando.

No obstante, lo que si es cierto es que frente a la posibilidad de aprovechar esta circunstancia, de la volatilidad del precio del dólar, habría que apostarle al corto plazo, porque en el mediano y largo plazo si hay una tendencia y el dólar se debe mover entre un rango, y en ese sentido, el año pasado muchos analistas argumentaban que el rango en que debía moverse en el mercado el dólar era entre 2.900 a 3.250 pesos, un pronóstico que se logró con éxito, pese a algunos meses en donde se tuvo un dólar por encima de los 3.350 pesos.

“De ahí en adelante sacarle provecho a ese tipo de precio hay que especular mucho con el diario de negociación del dólar, en donde se presentan subidas y bajadas como las que esta semana se han tenido”, explicó José Antonio.

Finalmente, lo que están observando algunos analistas del mercado es que esta tendencia a la baja del crudo se puede extender más tiempo del proyectado, con lo que las probabilidades de que el dólar siga encareciéndose aumentarán a lo largo de este semestre del año.

Así las cosas, los analistas esperan un barril de crudo rondando los 40 dólares, en promedio, para este segundo semestre, con tendencia a ubicarse cerca de los 30 dólares en algún momento del semestre.

Puede escuchar el audio aquí:

Publicado en Economica

A raíz del incremento de los precios de la canasta familiar en Valledupar y el paro de camioneros, los oyentes de Radio Guatapurí han manifestado que han visto afectados sus bolsillos.

Esta situación ha permitido que a los ciudadanos no les alcance el dinero para hacer las respectivas compras, ya que los precios están por las ‘nubes’ y los productos básicos cada día se encarecen más, lo que causa gran preocupación en los hogares vallenatos.

Cabe señalar, que hacer mercado cuesta y que básicamente lo que en algunos años tenía un precio cómodo y asequible en Valledupar, ahora se ha duplicado, causando que los habitantes hagan compras esporádicas y gasten más de lo que ganan.  

En síntesis, el paro camionero en el país viene afectando el precio de los diferentes productos, lo que tiene inconformes a los colombianos, y por ende a los valduparenses, que aseguran que la ciudad se caracterizaba en años anteriores por sus buenos precios, pero ahora ni rastro queda de ello.

Los tuiteros:

Puede escuchar el audio aquí:

Publicado en Al Ruedo

A raíz del paro agrario e indígena que desde hace una semana se desarrolla en el país, se ha generado un alza generalizado de los precios de los productos de la canasta familiar en los hogares, lo que ocasiona una afectación en el bolsillo de los colombianos.

Según los transportadores, campesinos e indígenas del país esta situación procede por la falta de voluntad política del Gobierno Nacional para atender las peticiones de estos gremios, quienes vienen exigiendo garantías en su trabajo y que mejoren sus condiciones de vida.

Es importante señalar que este paro agrario ha permitido que los productos en tiendas, supermercados y el mercado se encarezcan, lo que ocasiona menos compra de los mismos por parte de los colombianos, quienes se ven obligados a decidir que pueden comprar sin que se le afecte el bolsillo.

No obstante, esto hace que las ventas de los diferentes negocios disminuyan y crea menos ingresos para los empresarios, y por ende afecta la economía colombiana. Es por ello que se hace necesario que el Gobierno les brinde soluciones al campesinado, a los indígenas y a los transportadores para que la situación no empeore sino, por el contrario, se restablezca, pero en mejores condiciones.

Los tuiteros:

Puede escuchar el audio aquí:

Publicado en Al Ruedo

La Junta Directiva del Banco de la República decidió aumentar en 50 puntos básicos la tasa de interés de referencia, ubicando la tasa de intervención en el 7%.

Según el Emisor, la decisión obedece a la necesidad de asegurar que la inflación converja a la meta en 2017 y contribuir a la reducción en el déficit de la cuenta corriente.

De acuerdo con el analista económico de La Tribuna del Cesar, José Antonio Larrazábal (Escuchar audio), “con la decisión del viernes pasado de la Junta Directiva de Banco de la República de aumentar en 50 puntos básicos la tasa de intervención se evidencia que el Emisor ratifica que su prioridad es tratar de disminuir la ola inflacionaria que vive la economía nacional”.

Los factores que están influyendo en que el Banco Central venga aumentando periódicamente la tasa de interés, a pesar de que son las mismas, también son los datos reiterativos lo que hace que se tomen estas decisiones. Cabe señalar, que hace un año se hablaba de una tasa de 4,5% y hoy es muy superior, llegando al 7% precisamente por la inflación acumulada.

“Se evidencia que en marzo la inflación en los últimos 12 meses se acumuló en un 7,98%, muy lejos de la meta de política monetaria que establece el Banco de la República para esos efectos, cuando tienen un rango máximo de 4%, y eso con un objetivo de 3%”, señala el analista.

En ese sentido, como esa meta está muy lejos de cumplirse y como las cifras de hoy rebasan el pronóstico presupuestado, entonces el Banco recurre al instrumento de control de tasas de interés, aumentándolas, con el fin de tratar de controlar ese efecto inflacionario.  

Adicionalmente, hay dos aspectos que hace que se siga analizando el tema de incremento de tasas; primero, es el incremento de los precios de los alimentos que ha sido determinante a efecto de todo lo que sucede por el fenómeno de ‘El Niño’, pese a que hoy se dice que amainó e incluso terminó y que en los meses posteriores no se hablara de este fenómeno; sin embargo, hasta la fecha si ha venido afectando todo el tema de inflación y eso se refleja en la canasta familiar.

De otra parte, el otro tema tiene que ver con la tasa de cambio, debido a la alta volatilidad del dólar, lo que ha afectado mucho algunos precios de la canasta familiar porque eso se refleja por la importación de algunos insumos que se requieren para la producción local.

“Básicamente, cabe indicar que el control de la tasa de interés es el principal mecanismo que tiene el Banco de la República para intervenir la política monetaria y tras el aumento de esa tasa se trata de afectar la cantidad de dinero que circula, ya que en la medida en que sube la tasa de interés se incrementa más el ahorro y se disminuye el consumo, lo que quiere decir que el circulante puede descender y en ese sentido, el efecto inflacionario comienza a disminuir también”, sostuvo Larrazábal.  

Sin embargo, a pesar de estas medidas que se han tomado desde el año pasado, el efecto inflacionario ha continuado y por eso el Emisor se ve obligado a seguir aumentando las tasas.

Otro de los efectos que tiene es que entre más aumenten las tasas más se encarece el valor del dinero y si esto sucede existe un desestimulo a la inversión y si hay ese desestimulo entonces eso puede afectar el crecimiento del Producto Interno Bruto. “Es decir, que el hecho de que se intente controlar la inflación también puede afectar la dinámica interna de la economía y acentuar un proceso de desaceleración económica”, agregó el economista.

Finalmente, por estos días hemos visto cómo el dólar ha vuelto a reducir su precio frente al peso colombiano. En ese sentido, la expectativa de inflación se mantiene elevada y a pesar de que el incremento de la inflación es de naturaleza transitoria, es decir, coyuntural, y de que el fenómeno del niño ya está pasando, disminuir ese nivel de inflación a la meta que el Banco quiere se requiere tiempo, y por ello se cree que disminuir la tasa de interés no va a suceder por lo menos en este año.

Puede escuchar el audio aquí: 

Publicado en Economica

Los precios de los productos de la canasta familiar de los colombianos han tenido un alza muy pronunciada que ha encarecido el costo de vida de los mismos.

Hoy en Colombia los servicios públicos, los alimentos y el transporte han subido de valor, lo que tiene muy desanimado a los colombianos y sus bolsillos, en especial, a los pobladores de esta región del país.

En ese sentido, los oyentes consideran que las empresas públicas y el mismo Estado han sido muy exagerados a la hora de subir de precios X o Y producto, porque el sueldo de los colombianos, en su gran mayoría, no alcanza para cubrir todas las necesidades básicas, lo que los obliga a acudir al prestado o a los créditos con las entidades bancarias.

El costo de vida de una familia ha aumentado exhaustivamente, y a veces los que componen el hogar tienen que acudir a otros trabajos, a veces informales, para poder sopesar un poco el alto precio de los servicios públicos (agua, luz y gas), sumándosele la cuota de arriendo y los alimentos.

Es inaudito para las familias colombianas que una tarifa que se estipula a principio de año, en muchas ocasiones, vaya aumentando paulatinamente con el trascurrir de los meses, y que cada día el gobierno se invente nuevos impuestos para sacarle provecho al poco sueldo que reciben los colombianos.

Aquí lo que se cree es que el Estado no sabe cómo cubrir ciertas cosas a nivel nacional y recurren a las personas para sacar provecho de ello, por lo cual los recibos, ya sea de la luz o el agua, y también del predial, llegan tan caros a los hogares.

En conclusión, la vida en nuestro país se ha encarecido, es decir, esta por los ‘cielos’ y son muchos los que piensan que la situación cada vez parece empeorar y no da signos de que vaya a cambiar, al punto que los problemas sociales que se presentan a veces son motivados por esta causa, ya que no hay empleo que permita un sustento diario y las personas tienen que recurrir a hechos delictivos para subsistir.  

Los tuiteros:

-Roberto Marin ‏(@eljustogobierna): “Totalmente costos exagerados. Los arriendos también y quien controla? Nadie. El pueblo sufre esta situación”.

-Marco Tulio Montes C (‏@marcomonca): “Esto está invivible, todo aumenta excepto los sueldos y honorarios para los trabajadores. El problema del Avalúo Catastral es que no lo hacen año a año y al actualizarlos juntan todos los periodos”.

-Luis Brewer ‏(@luis_brewer): “No es lo peor, sino congresistas son incapaces de gestar ley por fijar precios inflación. Dane”.

Fabio Arenas ‏(@ArenasFabio): “En Valledupar el costo de vida ha aumentado en gran medida gracias a la escasa oferta de transporte público y su elevado precio”.

-Yoidis Pontón Gómez ‏(@YOIDISEDUARDO): “El costo de vida de en lo que va corrido de este 2015 ha generado un aumento considerado para nuestros bolsillos”.

-Amador Cataño ‏(@rodamasiul): “Aparte del alza de la canasta familiar se ven los aprovechados que le suben un poco más a lo que el consumidor necesita”.

Puede escuchar el audio aquí:

Publicado en Al Ruedo

La Reserva Federal de Estados Unidos envió ayer una sólida señal de que elevará las tasas de interés en algún momento del próximo año, modificando en su comunicado la promesa de mantener los tipos cerca de cero por ciento por un “periodo prolongado”, esto como muestra de su confianza en la economía.

Según el analista económico de La Tribuna del Cesar, Juan Miguel Villa Lora (Escuchar audio), “en efecto, la FED espera que las tasas de intereses en los Estados Unidos crezcan, no para este año, pero sí para abril del 2015, en donde comenzará a realizar un poco el ajuste de dichas tasas”.

Cabe decir, que la Reserva Federal de Estados Unidos es algo parecido en Colombia al rol que hace el Banco de la República, ya que es el Emisor quien regula el mercado financiero y determina las tasas de intereses de transacciones interbancarias. Además, el Banco Central tiene únicamente un efecto en Colombia, mientras que la Reserva Federal de EE.UU tiene no solo un efecto en ese país sino también a nivel global, es decir, que todos los países se ven afectados de alguna manera por una decisión tomada por la FED.

Hay que indicar, que en los últimos años la Reserva Federal ha venido dando estímulos monetarios a la economía estadounidense comprando deuda pública del gobierno americano, que es bastante grande, para poder amortiguar un poco los efectos de la crisis económica que inició en el 2007 y que ha tenido dificultades para poder recuperarse.

“En ese sentido, este anuncio de la FED, que va a seguir estimulando la economía estadounidense, que va a retrasar un poco sus planes para aumentar las tasas de interés, ha causado un efecto a nivel global; esto se evidencia en el comportamiento de las bolsas asiáticas, las cuales están todas en ‘verde’, es decir, están creciendo, así como las bolsas en Londres, las europeas, que están respondiendo de manera positiva, e incluso la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) aumentó en 4% de su índice de capitalización”, sostuvo el experto Villa Lora.

De otra parte, cabe señalar que la tasa de cambio ayer en Colombia disminuyó un poco, mientras que el petróleo en Europa está al alza, y se espera que el petróleo de referencia para Colombia crezca de precio, por este anuncio que ha revolucionado la economía global.

Por otro lado,  aunque la recuperación aún no es total, no podemos hablar de efectos como los que tuvo en su momento la crisis financiera que afrontó Estados Unidos en el 2008. En ese sentido, uno de los factores que más pesó a la hora de tomar esta determinación de la Reserva Federal de atrasar un poco su decisión de aumentar las tasas de interés inter-bancaria en Estados Unidos, fue por el comportamiento que han tenido los precios, ya que la inflación en ese país es de 1,3%.

“Comparando la inflación de EE.UU con la de Colombia, esta es relativamente baja a pesar de todo el estimulo monetario que le está inyectando a la economía. Es decir, que la Reserva Federal no únicamente está teniendo bajas tasas de interés sino que le está comprando la deuda al gobierno estadounidense, ya que son billones de dólares que le compra al mes para poder inyectarle liquidez a la economía”, indicó el analista.

A diferencia en el Banco de la República, en Colombia se fija únicamente en inflación; sin embargo, la FED tiene como objetivo estabilizar la economía en materia de desempleo y de crecimiento, mientas que el mandato constitucional que tiene el Banco Central en Colombia es cuidar el valor de la moneda, es decir, cuidar la inflación.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses no prevén que la inflación suba pronto a su objetivo de un 2 por ciento. Pero las previsiones de la Fed, que presentan un rango que excluye los tres mayores y menores pronósticos, anticipan un crecimiento entre un 2,6 por ciento y un 3 por ciento en 2015, sin cambios frente lo que se esperaba en septiembre.

Además, la Reserva Federal reconoció que la inflación guía probablemente se desacelere entre un 1 y un 1,6 por ciento, como resultado de la baja de los precios del petróleo, mientras que la inflación subyacente, que excluye partidas volátiles como alimentos y energía, bajaría sólo ligeramente el próximo año y alcanzaría el objetivo de la Fed a fines de 2016.

Finalmente, cabe recordar que por años Estados Unidos ha sido el socio más importante que tiene Colombia. En este contexto, esta noticia de la FED y en si las cifras de la economía norteamericana impactaría en la dinámica económica de Colombia de varias formas: primero, las tasas de interés interbancaria del Banco de la República, por la cual regula el mercado es de 4,5%, mientras que en Estados Unidos es casi cero, porque el movimiento de capitales es casi nulo, porque los bancos comerciales, y las personas interesadas en prestar dinero van a preferir el mercado colombiano que la estadounidense, lo que va apreciar la moneda colombiana.

Otro de los aspectos tiene que ver con la tasa de cambio que afecta las exportaciones e importaciones colombianas, y todavía se desconoce hasta que punto esto va a amortiguar el efecto de las tasas de cambio en el corto plazo, porque todo depende de la decisión que vaya a tomar el Emisor mañana en la reunión de su junta directiva.

Puede escuchar el audio aquí:     

Publicado en Economica

Los precios del barril de petróleo en los mercados internacionales han sufrido una dramática caída que ya supera el 26 por ciento en los últimos cuatro meses, cambio que no se ha sentido en el precio interno de la gasolina, pues desde junio (cuando empezó la desvalorización del barril) hasta ahora, los precios de la gasolina y el Acpm han caído menos de 1,2 por ciento.

Esto como consecuencia de la fórmula usada por el Gobierno Nacional para establecer el precio interno; está diseñada para que las fluctuaciones en los precios del petróleo no afecten el precio de los combustibles, aunque vale la pena resaltar que protegen de alguna forma al consumidor en caso de que el precio del barril aumente.

Según el experto en economía de La Tribuna del Cesar, José Antonio Larrazábal (Escuchar audio), “resulta paradójico que después de un descenso tan pronunciado en los precios internacionales del petróleo eso no se vea reflejado en el precio interno de la gasolina, y eso se explica por la fórmula que tiene Colombia para colocarle los precios al combustible internamente”.

Esta fórmula está diseñada para que las fluctuaciones de los precios internacionales no afecten el precio interno, lo que quiere decir que la formula no va a permitir que el consumidor reciba el beneficio inmediato en caso de que el precio descienda, y del mismo modo va a proteger al consumidor en el evento en que el precio internacional del barril aumente.

“Si bien es cierto, que en estos últimos meses ha descendido el precio internacional del petróleo alrededor de un 26%, y esto no se ha visto reflejado en el precio interno del combustible, también es cierto que a principios de año y en años anteriores, cuando el precio internacional del barril estaba incrementando, ese mismo precio interno de la gasolina no se incrementó en un 8% como se esperaba, sino que apenas se aumentó un 3%”, sostuvo el analista económico.

En ese sentido, la misma fórmula está tratando de cubrir la eventualidad de que el precio interno del combustible no sea tan volátil; sin embargo, frente a un descenso tan pronunciado del precio internacional, el precio interno no compagina con lo que está pasando internacionalmente, además de que comparando a Colombia con otros países se sigue teniendo una gasolina muy costosa, es decir, muy por encima del precio de México, de Estados Unidos o de Ecuador.

En la actualidad, Colombia está manejando el precio del galón en US4,24; mientras que México lo maneja en US3,90; Estados Unidos con US2,94; Ecuador con US2,20 e incluso Venezuela con precios mucho más económicos.

En este sentido, la formula lo que hace es tomar el valor promedio de los últimos 60 días del precio internacional del barril; entonces, para liquidar el precio que se tiene actualmente, en noviembre se tomó el valor del precio internacional del mes de octubre y septiembre, meses en donde el barril no había llegado a los US74 que está ahora, sino que estaba en 85 dólares, por lo cual el descenso en noviembre fue alrededor de 120 pesos.

De acuerdo con el economista Larrazábal, “al parecer, esto también puede llegar a suceder en el mes de diciembre e incluso con una mayor proporción, ya que se dice que en este mes el precio puede llegar a caer alrededor del 3%, porque se va a tener en cuenta el precio promedio del mes de noviembre y octubre, donde el descenso fue superior del precio internacional del barril”.

Otro tema importante es la tasa de cambio con la cual se realiza la compra y venta de petróleo; hoy se habla de algunos excedentes que estarían resultando de las operaciones. En ese aspecto, cuando la formula comenzó a aplicarse esos excedentes de ahorro, en caso de que el precio del petróleo descendiera iban al bolsillo del gobierno directamente, pero la Corte Constitucional en fallo pronunciado algún tiempo señaló que el Estado no podía tomarse para si los excedentes y que eso debería trasladarlos al consumidor. Es decir, que las que están ganando ahí son las empresas que refinan, en especial, la empresa Ecopetrol, es decir, quien está recibiendo ese dinero principalmente es la petrolera colombiana y eso indica que en últimas quien se beneficia es el gobierno, porque ese dinero se ve retribuido en razones de dividendos, impuestos y otros tipos de tarifas.

Puede escuchar el audio aquí:

NOTICIAS RELACIONADAS

Precio del combustible debe ser fijado por el Congreso

Gasolina en Colombia, una de las más caras del mundo

Caída de precios del petróleo afecta economía colombiana

Publicado en Economica

Este año no ha sido el mejor para las petroleras en el mercado de valores, pues el precio de las acciones continúan arrojando cifras poco alentadoras. Este es el caso de Ecopetrol, cuya acción ha caído 18,9 por ciento en lo que va del 2014. En dólares, la desvalorización llega al 24 por ciento.

El valor de la petrolera de mayoría estatal ha disminuido en 29,8 billones de pesos este año.

Según el analista económico de La Tribuna del Cesar, José Antonio Larrazábal (Escuchar audio), “el precio de la acción de Ecopetrol hoy está por debajo de los 3 mil pesos, alrededor de $2.975, y eso indica la desvalorización que ha tenido la compañía en lo que va corrido del año, ya que se acumula en 18,9%, es decir, eso es lo que ha perdido el valor de la acción. Evidentemente, esta pérdida afecta la capitalización bursátil o el precio de la empresa en la bolsa de valores”.

Cabe recordar, que atrás quedaron esas épocas -exactamente dos años-, en donde la acción estaba cotizándose alrededor de 5.800 pesos e incluso llegó a $5.790. Después de ese tiempo esa acción se estabilizó en $4.000, pero en definitiva la situación es otra y hay motivos suficientes para comenzar a preocuparse.

Esto, ya que la desvalorización no solo se está acumulando, es decir, la capitalización bursátil en la Bolsa de Valores de Colombia sino también los títulos inscritos en la bolsa de Nueva York, donde la baja es mucho más pronunciada, porque la desvalorización alcanza un 32,6% la acción.

En ese sentido, muchos analistas dicen que este es un tema del sector y se demuestra con que muchas empresas están perdiendo valor; por ejemplo, empresas como Repsol, Exxon, Shell, y Canacol en Colombia, están retrocedido en el precio de la acción en lo corrido del año.

“Esta situación se explica porque lo precios de referencia del barril de petróleo sobre todo del WTI han bajado 20% en menos de tres meses, es decir, alrededor de 25 dólares lo que ha bajado el precio de referencia y evidentemente eso afecta todo el sector”, agregó el experto.

En efecto, todo esto se vio confirmado por los anuncios hechos por la Agencia Internacional de Energía que pronosticó que iba a ocurrir un freno en el crecimiento del consumo de petróleo, lo cual permitió que el precio del petróleo comenzara a descender, y al esto suceder se afectan todas las compañías del sector en general.

Adicionalmente, también ha influido en este comportamiento del sector, el menor crecimiento de la economía China, lo cual hace que esta economía demande menos consumo de petróleo, es decir, compre menos crudo, lo cual también impulsa la baja del precio; además, el incremento de la producción de los Estados Unidos, que se pronostica que en algunos años pueda autoabastecerse, también resiente en algo el precio como tal.

Sin embargo, estas son las circunstancias que afectan a todo el sector, pero comparando las pérdidas que han tenido las otras compañías se ve que Ecopetrol es una de las empresas que más ha perdido, por lo cual habría que sumarle otros factores adicionales que internamente han influido en la pérdida del precio de la acción, además de lo que está ocurriendo en todo el sector internacionalmente.

Cabe agregar, que la producción de Ecopetrol hoy no es la mejor, es decir, no hay un repunte en producción, la meta para este año está en 819.000 barriles diarios -muy baja-, cuando a estas alturas la meta debería de estar ya en el millón de barriles.

De otra parte, a lo largo de este año Ecopetrol ha sido noticia por distintos motivos, es decir, los atentados a la infraestructura de los oleoductos, por la reducción de sus utilidades y de sus dividendos, además de la reiterada dependencia de las actividades de exploración de yacimientos.

“En este sentido, estas noticias tienen serias implicaciones, ya que la primera implicación es un tema fiscal, porque en la medida en que la petrolera reciba menos dinero, la Nación recibe menos ingresos. Si la cotización del petróleo disminuye, y eso baja el precio de la acción, eso hace que las utilidades y la producción de Ecopetrol sean menores”, señaló el analista Larrazábal.

Por otro lado, se dice que para todo el sector petrolero por cada dólar que cae del precio del barril del petróleo, Colombia deja de recibir 400.000 millones de pesos de ingresos por impuestos, regalías y dividendos. Es decir, de esta porción gran parte es gracias a Ecopetrol, porque es la primera productora o por lo menos la que más representa para la Nación, porque depende del más del 85% de ella y porque recibe dividendos e impuestos de la misma compañía.

No obstante, es incuestionable que el marco fiscal de mediano plazo se vea afectado, es decir, todos los gastos e ingresos se ven afectados, porque hoy la economía colombiana está calculada sobre la base de que los ingresos petroleros se iban a mantener, e incluso el Ministerio de Hacienda habría presagiado un descenso en el precio del barril del petróleo, y con esto indicaba que los ingresos petroleros iban a disminuir; los ingresos petroleros se calculan en 3,5% del PIB y de acuerdo al descenso que se calculaba podría estar descendiendo a un 2% del PIB.  

Finalmente, teniendo en cuenta el comportamiento que se espera para el precio del dólar para finales de este año, las proyecciones que se tienen para las acciones en los próximos meses no es muy buena, porque el barril puede llegar al año a un precio más o menor entre 75 a 85 dólares y ese precio no es bueno, porque el calculo que está hecho para los ingresos petroleros es tener un barril por encima de los 90 dólares, lo cual hace pensar que el precio de la acción va a rondar en lo que se está moviendo ahora, es decir, alrededor de los 3 mil pesos.

Puede escuchar el audio aquí:

NOTICIAS RELACIONADAS

Acción de Ecopetrol sigue cayendo a inicios del 2014

Acción de Ecopetrol sufre fuerte desvalorización en su precio

Estrategias para que Ecopetrol recupere el ritmo de crecimiento

Publicado en Economica

El dólar en Colombia registró un récord de crecimiento durante toda la semana y está cerca de romper la barrera de los $2.000.

En la sesión del viernes la divisa estadounidense sumó otros $15,02 para completar una semana con un alza de $57,5, teniendo en cuenta el cierre del lunes y el de ayer.

La divisa inició la jornada con un precio de $1.990 y su precio de cierre fue muy cercano a la frontera de los $2.000 en $1.997.

Según el analista económico de La Tribuna del Cesar, José Antonio Larrazábal (Escuchar audio), “en lo que va del año el precio del dólar o la TRM ha tenido un movimiento bastante pronunciado, y hay que recordar que a principios del 2014 el dólar se movía cercano a los 2 mil, pero luego en el mes de marzo comenzó un proceso de descenso”.

Esta caída se debe al anuncio que hizo una de las bancas más importantes de los Estados Unidos, la banca de inversión JP Morgan, en donde indicaba que iba a incrementar sus inversiones en renta fija colombiana, lo cual hizo que comenzara el gran apetito de inversionistas extranjeros por el mercado bursátil en Colombia y el precio del dólar comenzó a bajar. Es decir, se volvió a dar un dólar por debajo de los $1.900, el cual se mantuvo por mucho tiempo allí y luego volvió nuevamente a esa cifra, pero muy por debajo del resultado de la semana pasada.

Esa semana el dólar alcanzó un incremento final de 57,5 pesos, cifra que logro acumular una devaluación en lo corrido del año de 3,54%, distinta y muy lejos a la acumulada en el 2013 que fue de 8,97%.

De acuerdo con el experto, “las razones que han presionado la cotización del dólar que ya está cercano a los $2.000, a parte del anuncio de la banca JP Morgan se encuentran los datos de información que se están liberando del comportamiento de la economía de los Estados Unidos, lo cual hace que las expectativas de crecimiento en el país americano mejoren y pues eso hace que el dólar comience a subir de precio, ya que pareciera que este sería el final de la crisis de los Estados Unidos que comenzó en el año 2008”.

Otra de las razones son las muchas especulaciones en el mercado, en donde se dice que la Reserva Federal va a elevar las tasas de interés y se creería que esta es la principal razón por la cual el dólar ha subido de precio, porque es posible que en la reunión de esta semana de la Fed finalmente se decida ponerle fin a esa política monetaria expansionista que se ha venido desarrollando en los Estados Unidos y comience un incremento en las tasas de interés, lo cual movería el mercado y catapultaría el precio del dólar para subir la barrera de los 2 mil pesos.

De otro lado, teniendo en cuenta que Estados Unidos es el principal socio comercial de Colombia el aumento en el precio del dólar resulta ser un factor negativo para nuestra balanza comercial, en especial, para las importaciones porque las encarece y más cuando este año las importaciones son mayores a las exportaciones.

También es negativo para aquellos que tienen créditos en dólares, ya que aumentaría su deuda. En ese sentido, el hecho que aumente el precio del dólar también aumenta la deuda externa en Colombia, porque se hace más grande para pagarla. Sin embargo, es incuestionable que favorece la balanza comercial en términos de importaciones porque favorece al sector importador.

“Cabe recordar, que entre toda la problemática que ha tenido el sector industrial exportador en Colombia uno de los temas que se resalta allí es la tasa representativa del mercado que no es competitiva, porque está por debajo de los 1.950 pesos, en donde el exportador no recibe ese beneficio extra que le representa una tasa representativa un poco más competitiva”, sostuvo el analista Larrazábal.

No obstante, con un dólar cercano o por encima de los $2.100, que sería la tasa ideal, quienes se favorecerían seria el sector industrial exportador, ya que ha sido muy golpeado, las cifras así lo demuestran, y porque la balanza comercial que se tiene es deficitaria.

Finalmente, hay quienes aseguran que para final de año se podría estar cumpliendo el pronóstico de un cierre entre los $2.030 y $2.050. En ese sentido, a futuro si nada extraordinario sucede se estaría hablando de un dólar alrededor de los 2 mil pesos, y es posible que se supere esa barrera y se llegue a los $2.050 e incluso a los $2.100 siempre y cuando la Reserva Federal de los Estados Unidos aboque la medida de aumento en tasas de interés.

Puede escuchar el audio aquí:

NOTICIAS RELACIONADAS

Balanza comercial tuvo una fuerte caída en el país

Fed mantiene su programa de estímulo económico

Dólar registra un descenso de 56 pesos en la última semana

Publicado en Economica
Página 1 de 2

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.