Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

La región despidió con gratitud a Pepe Castro cuyo velatorio y posterior sepelio se constituyó en una torre de Babel de partidos, pero con un solo idioma, el agradecimiento al patriarca que engrandeció la política local.

Todas las entidades gubernamentales entregaron notas de estilo como muestra de gratitud por la labor del ganadero campesino que llegó con creces a los estamentos que gobernó.

Fue tanta su empatía en todos los niveles, que el Senado, en donde por varios periodos cruzó su figura, ordenó en señal de duelo, izar a media asta, la bandera colombiana.

También su entrañable amigo y líder partidista, Álvaro Uribe Vélez, dejó momentáneamente su agitado ímpetu político para despedir en Valledupar al primer vallenato que le abrió sus puertas cuando por primera vez asomó la intensión de llegar al palacio de los presidentes.

Allá en el cementerio Central, que en una ocasión le generó polémicas con algún sector de la sociedad vallenata porque  le recortó terreno, para ampliar la carrera 9 en su tiempo de alcalde, quedó el cuerpo de Pepe Castro en medio de lágrimas y agradecimientos de un pueblo que le dio el rótulo de líder natural.  

 

Publicado en Generales

Adiós a Pepe Castro

Se apagó la luz de un avezado hombre de la política, quien desde su aparición en la vida pública, dejó huellas imborrables por su característica manera de gobernar, no necesitó títulos académicos para ganarse el cariño de un pueblo que lo respaldó en la vigencia de sus avatares eleccionarios.

José Guillermo ‘Pepe’ Castro, el de las grandes Mayorías de su trapo rojo, murió en una clínica de la ciudad a sus 91 años luego de soportar problemas cardiacos. Su historia política la sintetizan sus compadres en cada comarca, los puentes, colegios, plazas y vías, las que siempre entregaba sin cortes de cintas, sino con el tradicional sancocho de oveja gorda y carne salá como siempre los referenció en sus famosos cuentos de Pepe, un segmento que hizo parte de la estructura del noticiero Las Tribuna del Cesar.

Fue Alcalde de Valledupar, Gobernador del Cesar y Senador de la República entre otros cargos, lo que siempre alternó con sus actividades de hombre de campo, el que labró enlazando novillos cimarrones o bajando cientos de toneladas de café desde la sierra para aromatizar los mercados locales e internacionales.

Su popularidad era paralela a la de cada santo patrón de las poblaciones que visitaba, y en donde acumulaba amigos y amores que extendieron una prole a la que siempre reconoció, la que hoy hace parte de una gran familia, algunos de los cuales siguieron sus pasos, aunque será casi utópico repetir la hazaña de un hombre que creó sus propias frases como: ‘Los Buldóceres adelante y los Abogados detrás, cuando contra todo pronóstico y reclamo, demolió gran parte del cementerio central para darle continuidad a la hoy carrera 9 de Valledupar.

Hoy serán las exequias de Pepe Castro un referente del País Vallenato, que deja en sus crónicas de La Plaza Mayor, la más exquisita literatura criolla como una semblanza de la pujanza de un hombre que a pulso forjó una fortuna  económica y política en el departamento del Cesar. Paz en su Tumba.

Publicado en Generales

El legado de Pepe

A la edad de 91 años, partió hacia la eternidad don José Guillermo Castro Castro, cariñosamente conocido como Pepe Castro. Al revisar su vida pública impresiona no sólo las numerosas dignidades ocupadas sino las impresionantes ejecutorias que dejó como legado.

En efecto, Pepe Castro tuvo una larga trayectoria en el servicio público, iniciando desde la base de la pirámide hasta llegar a la cúspide: fue concejal de Valledupar, Alcalde de la ciudad, gobernador del Cesar, y congresista de la república por más de 20 años.

Dentro de sus ejecutorias se destaca la construcción de grandes avenidas como la carrera novena y la avenida Simón Bolívar, las cuales dan fe de su carácter visionario, pues para la Valledupar de entonces sorprendían tales obras viales por sus imponentes dimensiones que cuarenta años después siguen vigentes. En su paso por el servicio público ayudó a construir más de una veintena de colegios oficiales y varios puestos de salud en los pueblos más apartados de nuestra ruralidad. Su ejecutividad quedó resumida en una de sus frases célebres: “Los buldóceres adelante y los abogados detrás”.

Pepe Castro fue, tal vez, el más avezado líder de la generación dorada de nuestra clase dirigente a la que pertenecieron figuras destacadas como Crispín Villazón de Armas, Manuel Germán Cuello, José Antonio Murgas, Alfonso Araújo Cotes, Edgardo Pupo, Alfonso Campo Soto, Luis Rodríguez Valera, entre muchos otros. Con ellos, Pepe Castro hizo parte del movimiento social y político que gestó la creación del departamento del Cesar.

Esta generación de líderes tenía como norma de conducta poner su patrimonio personal al servicio de lo público, y en ello Pepe Castro dio grandes muestras de desprendimiento cuando donó terrenos de su propiedad para que se asentara en Valledupar la fábrica de lácteos primeramente conocida como Cicolac que hoy se denomina DPA. ¡Cómo han cambiado los tiempos y cómo se han invertido nuestros valores!

Todos sus amigos, familiares y seguidores le reconocían a Pepe Castro su honestidad a toda prueba, su carácter afable, su don de gente, pero también su carácter al momento de ejercer la autoridad, sin titubeos. ¡Cómo hacen falta mandatarios como Pepe Castro que ejercían la autoridad sin temblarle el pulso, pero siempre apegado a la Constitución y a la ley!

Es inmenso y rico en enseñanzas el legado que deja Pepe Castro para las presentes y futuras generaciones. Porque además de excelente servidor público, don Pepe fue un hombre próspero en los negocios agroindustriales que emprendió, además de escritor de picarescas croniquillas que describían con tino nuestra verdadera idiosincrasia.

Por su vida de servicio a Valledupar y al Cesar, solo resta decirle muy sinceramente ¡Gracias Pepe!

Publicado en Editorial

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.