Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Comentamos con nuestra analista económica Martha Argüello el reciente dato que arroja el Banco de la República sobre endeudamiento del estado colombiano, esto, basados además en un curioso artículo que publicó la revista Dinero, especialistas en estos temas, donde informa que  en Colombia cada niño al nacer ya debe en promedio 9,7 millones de pesos, nada grato nacer con tal deuda.

“La cifra que revela el Banco es muestra de que en nuestro país aumenta cada día la deuda externa, especialmente este primer trimestre, el saldo de deuda externa a marzo es de 121 mil 334 millones de dólares, es decir,  un 39.1% de nuestro Producto Interno Bruto, lo que le significa a cada colombiano al nacer una carga grande, un endeudamiento grande, una cifra bastante grave para el crecimiento de nuestra economía, los datos se dividen por sectores, informando que la deuda pública representa un 59. 6%, y el privado 40.4%, preocupa que Colombia tenga una deuda total casi 4 veces más alta que las reservas internacionales, las que suman cerca de 141.5 billones de pesos, existe temor en el entorno porque dependemos de materias primas y explotación de recursos naturales y no renovables, nos vemos sujetos a la tasa representativa, eso hace que la deuda aumente, lo que preocupa para agencias calificadores de riesgo” indica Argüello.

A lo que se refiere el artículo con la deuda de los recién nacidos, es que para  saldar la deuda del país, sería necesario que cada colombiano, incluso, recién nacido hiciera un aporte de  9,7 millones de pesos en promedio a las instituciones financieras e inversionistas nacionales e internacionales, para quedar paz y salvo, una deuda adquirida solo por nacer en este país endeudado.

Pesa en el nivel de endeudamiento la devaluación de la moneda colombiana, impacta mucho, nuestro compromiso está valorado en moneda extranjera, específicamente en el dólar, que es el patrón internacional, “Se hace impagable porque aumenta en intereses y amortizaciones de capital, para primer trimestre el servicio de la deuda llego a 3 mil 35 millones de dólares, ha aumentado esto en 35%,  es decir, se nos hará impagable, para el caso del sector privado llama la atención que el endeudamiento se ha ido incrementando y las obligaciones del sector financiero han llegado al 28%, en este hay dos maneras de contratar la deuda externa,  por financiación directa y endeudamientos créditos que hace con el sector financiero y segundo, por deuda externa sistema financiero nacional; mientras que para el caso de deuda pública está en casi un 55% afecta terriblemente le comportamiento del dólar” indica Martha.

Escuche aquí análisis completo:

Publicado en Economica

La delicada salud de la economía

Todas las alertas están prendidas sobre el continuo deterioro de la economía colombiana. El dato del crecimiento del primer trimestre fue no sólo decepcionante sino el más bajo de los últimos ocho años.

Crecimos apenas un 1.1% del producto interno bruto, cifra que confirma la tendencia de desaceleración económica en la mayoría de los sectores productivos. En efecto, de los nueve subsectores que conforman el indicador, cinco presentaron saldos en rojo. Salvaron la jornada, la agricultura que creció 7.7% y el sector bancario con un 4.4%. Por el contrario, impresiona la vertiginosa caída del sector de minas y cantera –de especial interés para el Cesar y La Guajira–, la cual se redujo en un 9.4%.

De otra parte, otro de los indicadores que reflejan el estado de pesimismo de los colombianos frente a la economía es el índice de confianza del consumidor, medido por Fedesarrollo, el cual desde enero del año pasado lleva 16 meses en negativo. En enero de este año marcó su techo -30.2, en febrero -24.3, en marzo -21.1 y en abril se recuperó al llegar a -12.8, pero aún permanece en negativo.

En la misma tendencia negativa se encuentra nuestra balanza comercial en una paradoja que hemos señalado en reiteradas oportunidades: a pesar de tener una tasa de cambio competitiva y varios tratados de libre comercio vigentes, seguimos exportando muchísimo menos de lo que importamos, importaciones que han sustituido y afectado gran parte de la producción local. Y si a esto se le agrega el paro del puerto de Buenaventura, la afectación al comercio internacional de bienes puede ser aún mayor.

Uno de los primeros efectos de la desaceleración económica, acompañada de altas tasas de interés, es la tendencia a refinanciar a mayor plazo las deudas adquiridas por los hogares colombianos. Así lo confirma el Reporte de Estabilidad Financiera del Banco de la República que indica que la deuda de los hogares subió a 187.5 billones de pesos, de los cuales 32.6% corresponden a crédito de vivienda y 67.4% a créditos de consumo.

Y hablando de tasas de interés, llama la atención que, pese a la política sostenida del Emisor de bajar la tasa interbancaria, los bancos comerciales no bajen las suyas en la misma proporción ni en el tiempo esperado. En efecto, este año el banco central ha bajado en cinco oportunidades la tasa de interés, que está en 6.25%, pero las tasas que aplica el sector financiero a los distintos créditos (consumo, vivienda, vehículos, etc.) siguen por los aires. El caso más dramático es el de la tasa aplicada a las tarjetas de crédito que es apenas ligeramente inferior a la usura.

Sin embargo, no todo ha sido negativo. La inflación ha estado controlada. Entre enero a abril la variación total del índice de precios al consumidor fue de 3%, lo que la ubica dentro del rango meta del Banco de la República para este año. Por otra parte, en cuanto al desempleo hay una franca recuperación, pues pasamos de tener cifras de dos dígitos como en enero 11.7% y febrero 10.5%, a un solo digito en marzo 9.7% y en abril 8.9%. También se resalta la creación de mayor empleo en las zonas rurales impulsada por el buen desempeño de la agricultura.

Ante este panorama sombrío sorprende la tímida reacción del gobierno para enfrentar la compleja situación económica. Las iniciativas para reactivar la economía como el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo, PIPE (en sus dos fases) y Colombia Repunta no han logrado los resultados esperados. Las locomotoras de Vivienda e Infraestructura que antes impulsaron el crecimiento hoy están rezagadas y sin el dinamismo anterior. Y el margen de maniobra del gobierno cada vez es menor frente a las restricciones presupuestales que impone la Regla Fiscal y las recomendaciones de austeridad de las agencias internacionales calificadoras de riesgo. Un avezado economista como Santos, exministro de Hacienda, debe dar señales claras que nos saquen del laberinto económico en el que estamos.

Publicado en Editorial

Protestas a granel

Parodiando la famosa canción de Escalona (que cumple 8 años de ausencia), parece que el presidente Santos se ha puesto de malas, de malas porque el país entero le quiere parar. Primero fueron los taxistas que suspendieron sus servicios, luego los docentes entraron ayer en paro, siguen las protestas sociales en Chocó y Buenaventura, se suman los distintos sindicatos del Instituto Nacional Penitenciario, INPEC, y amenazan también con irse a paro los empleados de la Rama Judicial.

Bastante oscuro, tenso y complejo el clima de gobernabilidad que tiene que capotear el mandatario colombiano, que dicho sea de paso, tiene los índices históricos más bajos de popularidad de presidente alguno, a pesar de contar en su palmarés con un premio Nobel de Paz. ¡Tamaña paradoja!

Por supuesto que son distintas las razones por las cuales cada gremio protesta. Los taxistas, por su oposición al uso de Uber y otras plataformas digitales; los docentes exigen mayores reinvidicaciones laborales y mejores servicios de Salud. Los chocoanos reclaman por el eterno olvido del gobierno central a sus justos reclamos de satisfacer mínimas necesidades básicas. Y los sindicatos del INPEC exigen el aumento de la nómina en 4000 nuevos guardianes para atender el creciente aumento de internos de las ya congestionadas cárceles colombianas.

Sin embargo, llama la atención que todos estas protestas ocurran simultáneamente frente a un gobierno que ya tiene el sol a sus espaldas y escaso margen de maniobra político y económico. Digámoslo sin rodeos. El gobierno central está desfinanciado. La pasada reforma tributaria dejó claro que era imperativo aumentar el recaudo para atender el incremento exponencial del gasto del gobierno. Todo el recaudo de la tributaria ya está comprometido y no hay espacio para nuevos gastos.

Así las cosas, es poco probable que el gobierno llegue a concertar con los sectores en protesta, cargado de soluciones concretas y viables financieramente. Son muchos incendios simultáneos los que le están ardiendo a Santos en la actualidad Y no se ve en el gobierno quiénes oficien como apaga incendios. Por el contrario, varios alfiles de Santos empiezan a abandonar el barco –como Germán Vargas y Simón Gaviria que renunciaron a sus cargos– pensando en sus intereses políticos.

De no actuar a tiempo y en forma eficiente este gobierno, existe la probabilidad de que las protestas aisladas de estos sectores terminen por contagiar a otros sectores y gremios a presionar a Santos en este momento de debilidad. Tiene, pues, el presidente el gran desafío de apagar los incendios rápidamente para no repetir la amarga historia del paro de camioneros del año pasado que tanto daño causó a nuestra economía y al bolsillo y a la canasta familiar de los colombianos.

Publicado en Editorial

El semanario británico The Economist eligió a Colombia como el país del año y calificó como colosal la decisión de hacer la paz.

La revista analizó qué países mejoraron en 2016 y entre los candidatos a ser declarados país del año se encontraban Estonia, Islandia, China y Canadá.

“Sin embargo, nuestra selección es Colombia, por hacer la paz en 2016. Este fue un logro colosal”, señaló la publicación.

El semanario explicó que “para ganar el premio al país del año de The Economist, no basta con ser un pacífico y rico. Nuestro objetivo es recompensar la mejoría”.

Puede escuchar aquí:

 

Publicado en Noticia Positiva

Lo que pocos veían posible que sucediera, se dio. Este martes 15 de noviembre, tras varios días de intensas negociaciones entre el Gobierno Nacional y representantes de Gas Natural Fenosa, casa matriz de Electricaribe, la Súper Intendencia de Servicios Públicos Domiciliarios empezó la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la sociedad Electrificadora del Caribe S.A. E.S.P.

La noticia de dicha intervención, que para mandatarios de la Costa Caribe y usuarios del servicio ha sido calificada como positiva, tendrá ciertos efectos económicos, los cuales analizamos en La Tribuna del Cesar, junto a José Antonio Larrazábal experto en la rama de economía. Lo primero que hay que entender es que la Superservicios toma posesión de 21 de las sedes de Electricaribe porque esta empresa no ha podido cumplir con varias condiciones para un excelente funcionamiento, una de ellas tiene que ver con la planta física, puesto que no es idónea para la prestación óptima del servicio, sumado a ello el riesgo de una posible cesación de pagos.

“La decisión no podía ser otra, debía ser esta, ya el Gobierno lo venía estudiando, el Minminas ha señalado que a pesar de las conversaciones con Electricaribe y Fenosa, la resolución fue intervenir la electrificadora, ahora el gran reto es la prestación del servicio, será un camino largo, habrá trauma, pero esta era la opción más sana, aunque es una medida fuerte, era necesaria para evitar el apagón en la Costa Atlántica” señaló Larrazábal.

Superservicios ha mencionado en sus declaraciones que la intervención será por dos meses y que puede prorrogarse dicho periodo por dos meses más, “Lo preocupante es que a veces este tipo de posesiones pueden terminar agravando la situación, ya ha sucedido, el Gobierno tendrá que revisar bien el tema, aquí hay que hacer un análisis con ‘pinzas’, no solo se trata de intervenir sino de garantizar y mejorar la prestación del servicio frente a las fallas que se venían presentando. Frente a las decisiones que tome el gobierno se espera que no se afecten las finanzas regionales, porque, entre otras cosas, se dice que hay que capitalizar la compañía o saldar la deuda, eso salvaría la entidad en términos financieros, pero podría ocasionar un tema nefasto en cuanto a territorios, tendría el Gobierno que restarle al dinero de Alcaldías y Gobernaciones, eso afectaría inversiones, no solo es alegrarse por la intervención, sino fijarse en cómo se va a forjar la misma” señaló José Antonio.

Con respecto a que la toma de posesión de Electricaribe sea o no un método para salir de la crisis, el experto en el tema económico indicó que aunque las conversaciones siguen fluidamente entre Minminas y la compañía, se puede esperar que la situación no termine muy bien, podría darse una prórroga, llegando a la liquidación de la empresa, en cuanto a un encuentro jurídico, Larrazábal explicó que frente a un proceso internacional de arbitraje la misma empresa Fenosa puede verse afectada tanto en la Costa Caribe como en países vecinos donde tiene intervención.

Puede escuchar audio aquí:

Publicado en Economica

Con el fin de generar acciones que ayuden a visibilizar el sector productivo del país, el Ministerio del Trabajo y la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia –Andi- lanzaron el Comité 20/20, para el Desarrollo del Trabajo, encabezado por los viceministros de Relaciones Laborales e Inspección, José Noé Ríos y Juan Carlos Cortés, de Empleo y Pensiones.

Según indicó el ministro del Trabajo, Rafael Pardo, de esta iniciativa no se excluirá el Sistema de Concertación Tripartita, en el cual la Andi, es un puntual fundamental con las Centrales Obreras del país.

Agregó que las temáticas a desarrollar serán la formalización laboral, formación y capacitación para el trabajo, protección familiar, cajas de compensación, inspección laboral y estructura de costos salariales, entre otros.

Las partes acordaron que a finales de febrero se presentará el plan de trabajo del Comité 20/20, para el Desarrollo del Trabajo y las reuniones se programarán cada mes, según la temática que se tenga.

 

Publicado en Nacionales

Aspiraciones por sustracción de materia

Mientras el país sigue en vilo por conocer el desenlace del choque jurídico planteado por la subjetiva hermenéutica disciplinaria del caso Petro, el Representante Pedro Muvdi fue conducido por miembros del CTI de la Fiscalía General de la Nación, a rendir indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia acusado de concierto para delinquir, tras ser señalado por desmovilizados de tener vínculos con el Bloque Norte de las Autodefensas.

Tal como sucede cuando no se le da a cada uno lo que le corresponde o cuando simplemente se toma la ‘efectividad’ de la justicia para egoístas fines personales de los que detentan algún tipo de influencia en la decisión de los jueces, cada vez que coinciden las decisiones judiciales con hechos políticos se desconocen los elementales y básicos principios del derecho, como lo es el beneficio de la duda o la presunción de inocencia a favor de los intereses particulares. Entonces es fácil pensar que lo que le acaba de suceder al representante Muvdi, no es nada diferente al régimen del terror jurídico que implantan los que prefieren quitar del camino a sus adversarios políticos con sentencias judiciales, buscando alivio para sus frustraciones, que convenciendo al desprevenido electorado con la bondad de sus propuestas.

En el departamento del Cesar hay reconocidos especialistas en estos temas y sabemos quienes son, ellos mismos son imprudentes, se ufanan en público de su ascendencia judicial, con descaro festejan los autos como si fuera una adhesión política, al tiempo que anuncian nuevas embestidas para ‘legitimar’ sus ambiciones. Es así que ahora van por algunas candidaturas a la Cámara de Representantes, como la de Nerio Alvis por ejemplo, de la cual dan por descontada su inhabilidad, igual pronostican las medidas de aseguramiento contra el ex alcalde de Valledupar Luis Fabián Fernández, así como la de Alfredo ‘Ape’ Cuello, según ellos para ‘pescar en río revuelto’ los electores que con carisma y planteamientos no han podido conseguir en la plaza pública.

Con lo que no cuentan aquellos que fincan su éxito electoral en la sustracción de materia con quien competir, es con la madurez política que a través de tantas decepciones ha venido desarrollando el elector del departamento del Cesar; ya aquí no nos convencen los incapaces oligarcas disfrazados de modernos izquierdistas, tampoco las fortunas edificadas sobre la esclavitud de la clase trabajadora, mucho menos los ‘rezanderos’ con máscara de ovejas cuando realmente son una miscelánea de desviaciones temperamentales que traicionan las virtudes de un buen ser humano.   

Hoy en pueblo del Cesar se apresta para efectivamente hacer valer su arma más fuerte, la cédula. Vamos a depositar en una urna electoral la fe en el talento, la preparación, la inteligencia, la honorabilidad, la seriedad, la capacidad de servicio, la sensibilidad social y todas las calidades que necesitará el nuevo Congreso de la República para dejar de ser la institución más desprestigiada del país. En nuestras manos está que eso suceda. Si libremente escogemos a los mejores, muy seguramente sentiremos la mano del Estado en cada uno de nuestros hogares. A votar bien.

Publicado en Opinión

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.