Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

El estudio de Fedesarrollo sobre el crecimiento del país durante 2016 pone en evidencia el comportamiento heterogéneo de la región, el Caribe registra el mayor dinamismo de todas las secciones del país, evidencia de ello es su crecimiento económico que en cifra se ve representado en un 1.8%, un crecimiento bastante interesante que duplica lo hecho el año inmediatamente anterior al 2016.

“Si desglosamos el resultado, destacamos el desempeño de Bolívar, en ello tendría que ver la apertura de la Refinería de Cartagena, por otro lado las  regiones de Centro Andina y Pacifico presentan crecimiento positivo, sin embargo, el dato es inferior a lo registrado durante el 2015, se creció al 4,3% mientras en el 2016, 2.3% inferior al año anterior, para el caso de la Región Andina 2.9% y en el 2016 baja al 1.7% , en contraposición a estas alentadoras cifras, la Región Oriental tuvo el crecimiento más bajo a nivel nacional, en el 2015 crece 0.6% y en el 2016 un -0.7%, esto se puede decir que influenciado por escaso desempeño de explotación de minas y canteras, agricultura será la que siga jalonando el crecimiento, algunos apuestan a que el posconflicto tenga sus réditos a mediano o largo plazo” explica Alexander Castrillo en su análisis.

Sin duda alguna el tema del crecimiento está muy ligado no solo al comportamiento de la industria o el gasto del Gobierno Nacional sino que además tiene mucho que ver con el comportamiento del gasto de los hogares colombianos, “Ofertas pululan en las tiendas, esto es una evidente respuesta a crisis, el Gobierno ha buscado la forma para no quedarse atrás y hacer maniobras para aumentar el ánimo de consumo, durante el octavo mes de este año le aportamos 50.6 billones un aumento cerca del 1% respecto a la cifra de gasto, según estudio de Radar, la misma firma revela que durante el primer semestre se direccionaron los primeros gastos a la compra de alimentos, gastamos algo más del 33% en alimentos esto varía según región” indicó Castrillo.

El conocedor del tema económico mencionó por último, recomendaciones para enfocar las inversiones, escuche aquí análisis completo:

Publicado en Economica

El Índice de Confianza del Consumidor en Colombia volvió a caer, esto según la más reciente encuesta de Opinión del Consumidor de Fedesarrollo aplicada para el último mes del 2016, lo que revela el informe es que durante el año anterior el ICC estuvo siempre con tendencia a la baja.

El estudio que se hace en comparación con los meses inmediatamente anteriores arrojó como resultado que el ICC en diciembre fue de         -10,7%, mostrando una contracción de 6,1 puntos porcentuales, lo anterior de acuerdo a la más reciente Encuesta de Opinión del Consumidor, EOC, de Fedesarrollo.

De acuerdo a lo explicado por el comentarista económico de La Tribuna del Cesar, Alexander Castrillón, “este índice puede ser considerado un indicador líder, es fundamental para la economía colombiana, útil al momento de tratar de predecir el comportamiento futuro de una economía, destacable y a tener en cuenta el empresariado y los hogares”.

Son 5 los componentes que tiene este indicador, los tres primeros hacen referencia a la expectativa de los hogares frente al año siguiente, el segundo componente son dos aspectos que se relacionan con el índice de condiciones económicas, la compilación de los anteriores componentes dan como resultado el ICC, esto para situarnos en el contenido, para analizar las implicaciones y lo que significa la cifra que arroja como resultado la encuesta, Castrillo acota: “la confianza del consumidor con este resultado registra 3 meses en franca baja, racha negativa, una caída del 11,4% en indicador de expectativa, por eso es importante que el empresariado genere confianza y pudiera percibir mejores factores de la economía, cerramos en franco deterioro dicho índice”.

Por supuesto es válido traer a colación los factores que contribuyeron a la baja del Índice de Confianza de los Consumidores y así los explica el especialista en el tema: “Se le atribuye al sector privado parte de esta baja, se siente y se percibe que el empresariado está haciendo muy poco para poder de alguna manera competir, por ejemplo cuando van a mercar o a consumir, los colombianos piensan que productos de afuera pueden estar a mejor precio o mayor alcance que los que se consumen o hacen a nivel nacional, también encontramos que el tipo de cambio no fue el más favorable para muchos sectores”.

A nivel de ciudades encontramos el ranking o las posiciones de la siguiente manera: La confianza de los consumidores disminuyó en las cinco ciudades donde se aplica la encuesta, especialmente en Bucaramanga y Barranquilla, ciudades que registraron una caída de 12,5 y 9,8 puntos porcentuales respectivamente, en el tema de disposición de compra, el analista concluyó que: “La disposición a comprar vivienda disminuyó frente al mes anterior, mientras que la disposición a comprar bienes durables presentó un leve aumento”

Puede escuchar audio aquí:

Publicado en Economica

Luego de cinco meses consecutivos de tendencia ascendente, el Índice de Confianza del Consumidor en Colombia descendió considerablemente, esto según la más reciente encuesta de Opinión del Consumidor de Fedesarrollo aplicada para el mes de julio.

El estudio que se hace en comparación con los meses inmediatamente anteriores arrojó como resultado que el ICC pasó de estar situado en un 17,5% a un 14,9%, representando así una considerable caída de 3,6 puntos porcentuales.

De acuerdo a lo explicado por el comentarista económico de La Tribuna del Cesar, Alexander Castrillón, (Escuchar audio), “este índice puede ser considerado un indicador líder, útil al momento de tratar de predecir el comportamiento futuro de una economía”.

Por supuesto hay factores que contribuyeron a la baja del Índice de Confianza de los Consumidores y así los explica el especialista en el tema: “En el mes de julio con respecto a los meses anteriores, se puede explicar de alguna manera por el deterioro tanto de la percepción acerca de la situación económica del país como de la situación de los hogares, por ejemplo el Fenómeno del Niño, pérdida de valor de nuestra moneda, tema de los despidos masivos, fenómeno del paro camionero, entre otros, han generado mucha incertidumbre en los hogares y este indicador de confianza es bastante sensible a lo que perciben ante noticias como esta”.

Cabe destacar que a pesar de la reversa que presenta hoy el ICC, hubo ciudades en las que la Confianza del Consumidor ascendió; sin embargo, no lograron hacer ascender la cifra como en los cinco meses anteriores con los que se comparan los resultados del actual informe; “ciudades como Bucaramanga y Barranquilla, con un 9 y 12,6% respectivamente, caso contrario a Bogotá que sigue siendo la urbe que presenta el menor índice de confianza, disminuyó en 8,6%”, sostuvo Castrillo.

Puede escuchar audio aquí:

Publicado en Economica

En abril, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) aumentó frente al mes anterior, pero se mantuvo en un nivel muy inferior al de un año atrás y completó cuatro meses consecutivos de balances negativos, esto según la reciente encuesta de Opinión del Consumidor de Fedesarrollo.

La encuesta reveló que la recuperación de la confianza de los consumidores con respecto a marzo obedece a una mejora, tanto en el componente de condiciones económicas como en el de expectativas.

Según el analista económico de La Tribuna del Cesar, Alexander Castrillo (Escuchar audio), “según lo revelado por Fedesarrollo recientemente, en medio de una situación adversa en el país los consumidores continuaron presentando grandes dificultades para la adquisición de bienes. Cabe señalar, que desde hace casi 14 años la confianza de los consumidores no se observa tan deteriorada, esto pese a que entre un mes y otro, es decir, los últimos dos meses anteriores hubo un pequeño repunte de ese indicador, pero el terreno negativo continúa en los hogares colombianos”.

De acuerdo con los resultados de esta encuesta se registra un balance de -13% en el Índice de Confianza al Consumidor, lo que representó un aumento de 7,2% frente al mes anterior, pero una caída del 21,2% en relación al mes de abril del año anterior. Sin duda pese a la recuperación en el mes de abril, la confianza de los consumidores ya completa cuatro meses consecutivos en terreno negativo.

Hay que indicar que la distribución a comprar vivienda se recuperó efectivamente frente al mes anterior, pero se mantuvo en niveles inferiores a los del mes de abril del año pasado. Además, en abril de 2015 acerca de la disposición de los hogares encuestados a comprar vivienda se ubicó en un balance de -8,2%, y efectivamente eso frente al mes febrero – marzo significó un aumento del 15,3% respecto a los meses anteriores, pero una caída significativa del 18,6% frente al mes de abril del año 2015.

“No obstante, pese a la recuperación que se observa anteriormente la disposición a comprar vivienda completa cuatro meses consecutivos en terreno negativo, y cabe señalar, que la confianza del índice se deteriora más en Bucaramanga, la ciudad que presentó una caída fuerte del 12,1%, e igualmente Medellín y Barranquilla presentaron datos notablemente preocupantes”, sostuvo el experto.

Por su parte, la disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos aumentó frente al mes anterior, pero se mantuvo en niveles muy inferiores a los observados en abril de 2015 y finalmente, la disposición a comprar vehículo aumentó frente al mes anterior y completó dos meses consecutivos de recuperación.

De otro lado, mirando el caso de Colombia desde adentro, hay un ambiente generalizado de una construcción negativa frente a la economía colombiana, es decir, el tema del proceso de Paz, la caída de los hidrocarburos y el tipo de cambio, que no va muy bien, son lo que generan este ambiente internamente, mientras tanto, si se mira desde afuera y se observa a los vecinos como Venezuela, Ecuador y Brasil, que presentan dificultades, el colombiana, en ese caso, recupera la confianza que está pasando al interior.

Finalmente, en abril el ICC mejoró con respecto al mes anterior en las cinco ciudades encuestadas, particularmente en Barranquilla y Bogotá. Frente a abril del año pasado, la confianza disminuyó en las cinco ciudades analizadas.

Sin embargo, frente a marzo, la confianza de los consumidores aumentó en todos los niveles socioeconómicos, particularmente en los estratos alto y bajo. Con relación a abril de 2015, el ICC se redujo en los estratos medio y bajo.

Puede escuchar el audio aquí:

Publicado en Economica

De acuerdo con el indicador de productividad laboral 2014 del Conference Board Total Economy, los empleados colombianos tienen uno de los más bajos promedios en productividad con US$25.000 por trabajador al año.

Este estudio fue retomado por Fedesarrollo por el Centro de Investigación Económica y Social, en el último informe de Mercado Laboral, en donde se muestra como la baja productividad influye en el ingreso per cápita, en la competitividad, en la expansión de las empresas y en el salario.

El nivel de competitividad en los colombianos, según Fedesarrollo, es bajo, ya que se necesitan 4,5 colombianos para hacer una actividad que podría realizar un solo trabajador en países avanzados como los Estados Unidos.

En este momento, al comparar a los pares en la Región, Colombia solo supera a Brasil y Bolivia, mientras que en países como Perú, México, Ecuador y Uruguay ya llevan una ventaja.

Al analizar este tema, se habla de que indudablemente el Gobierno Nacional ha venido haciendo importantes esfuerzos para llevar a cabo un avance dentro de la competitividad. Resalta, por ejemplo, la creación del Sistema Nacional de Competitividad en el año 2006 que hoy es Competitividad e Innovación que estaba encargado de integrar formalmente los esfuerzos de las instituciones relacionados con la formulación, ejecución y seguimiento de políticas que estarían afectando en su momento la productividad del país.

Sin embargo, para el desarrollo de la productividad en Colombia los retos son mucho más que las conquistas que se han logrado. Sugiere entonces el Consejo Privado de Competitividad (CPC) que el país debe hacer un esfuerzo con el propósito de mejorar todos los procesos microeconómico en los sectores, empresas y trabajadores mediante una profunda e integral política de desarrollo productivo, y habla específicamente de la formalización laboral, en donde todavía en el país no se ponen muy de acuerdo con las cifras.

Según opiniones como la del director del Servicio Público de Empleo, Luis Ernesto Gómez, la oferta salarial se relaciona con la productividad, es decir, si las empresas pagan más es probable que encuentren más productividad.

En ese sentido, hay una relación entre salario y productividad; no se le puede exigir mucho a un trabajador al que no se le paga bien.

De otra parte, el informe habla de que los sueldos en Colombia no son muy justos, y también hacen la comparación de un Especialista en Medicina que normalmente invierte entre 10 y 40 millones de pesos en un programa de especialización que duraría más o menos un año, pero luego ingresa al mercado laboral ganándose a penas 2 millones de pesos.

El estudio también habla de empezar a invertir un poco más en el tema de innovación y tecnología en las empresas para facilitar esto; además en el momento de hacer la selección de los trabajadores, muchas de las empresas en Colombia consideran que es mejor que el trabajador aprenda sobre la marcha las actividades que debe realizar, mientras que en otros países, mucho más avanzados, contratan de una vez personas especializadas con un sueldo mucho más justo para realizar esas actividades, eso hace que la productividad de la empresa al tener un trabajador especializado en su actividad vaya mucho más allá.

Cabe señalar, que Chile encabeza el índice de productividad en América Latina, ya que cada trabajador produjo en promedio durante el año cerca de US$32.222, lo que ubica a este país en la cabeza de la lista. Mientras tanto, en México la productividad de cada trabajador medida en dinero está en US$24.600; Brasil en US$18.789Ç; Perú en US$12.573.

En ese sentido, los trabajadores chilenos es un ejemplo a seguir, ya que es una mano de obra calificada, bien preparada y tiene una jornada de trabajo similar a la colombiana.

Además, es un país que direcciona como es debido las políticas de formalización laboral, mientras que en Colombia la proporción de ocupados informales está llegando, según cifras del gobierno, a un 48,4%. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) asegura que en el país la informalidad laboral está en 56,8% y parra algunos expertos dicen que podría llegar a 80%.

Puede escuchar el audio aquí:

Ver pdf aquí

Publicado en Economica

El año pasado el Gobierno Nacional fijó el incremento del salario mínimo para este 2015 por decreto, es decir, estableció una cifra.

En ese sentido, Fedesarrollo establece una propuesta muy interesante y es que el salario mínimo no se a nivel nacional sino que sea por regiones. Una vez fueron dadas a conocer las cifras globales acumulada de desempleo (de enero a noviembre) que llegó al 9,1% también llamó la atención el hecho de que ocho de las 13 ciudades que participan en el cálculo del Dane tienen promedios de dos dígito, y solo cinco van de la mano con el total nacional.

Estos datos que ya fueron producto de observaciones y una propuesta que ha despertado varias opiniones, se relaciona con la implementación de un salario mínimo por regiones, y segundo, con la creación de políticas laborales de acuerdo con las condiciones locales de cada una de las ciudades.     

Fedesarrollo presentó un informe en el cual se resalta la disparidad en las tasas de desempleo de los territorios con respecto al indicador nacional, que en noviembre pasado se ubicó en 7,7 por ciento, el más bajo en los últimos 14 años, según el Dane. 

Sin embargo, a pesar de los avances que ha tenido el mercado laboral en el país, el fenómeno conocido como convergencia, según el cual las ciudades que antes estaban peor, como Ibagué, Riohacha y Popayán, ahora están en mejores condiciones en materia de empleo, pero siguen siendo muchas las ciudades que preocupan.

De acuerdo con el análisis del organismo, ciudades grandes, como Cali y Medellín, que si bien han mostrado reducciones interanuales en el número de desocupados, durante los primeros once meses del 2014 tuvieron indicadores al finalizar el año de dos dígitos (13,3 y 10,3 por ciento respectivamente).

En ese sentido, la propuesta que presenta Fedesarrollo es empezar a estimular la generación de empleo en cada una de las ciudades que tienen una productividad distinta. De acuerdo con los hallazgos de Fedesarrollo, los dos únicos casos en los que las tasas de desocupación han sido sistemáticamente las menores entre las grandes ciudades del país esta Bogotá y Barranquilla.

Sin embargo, Barranquilla presenta una situación bastante diferente, y es que en las ciudades de la Costa Caribe son muchas las tasas de desempleo bajas, porque el mercado laboral está compuesto más por hombres, es decir, las mujeres no salen a buscar trabajo, lo cual indica que la tasa de desocupados puede ser mayor, pero la de desempleo no, porque son menores las mujeres que no están buscando trabajo y la mayoría de los puestos los ocupan hombres.

Es importante destacar, que Fedesarrollo aún no tiene una propuesta consolidada en sí, porque simplemente hablan de las condiciones que tiene cada uno; sin embargo, aducen que ya seria responsabilidad del gobierno nacional empezar a establecer cuál sería el salario de los colombianos por regiones.  No obstante, el organismo sí habla de las posibilidades de cuando hay un mejor empleo de una ciudad a otra, es decir, si hay un mejor empleo en Norte de Santander, no es fácil que un bogotano lo acepte, porque los costos de movilidad son muy altos.   

Es decir, Fedesarrollo aduce que sería bueno que el Gobierno dentro de esta restructuración también incluya un subsidio para la movilidad del trabajador que quiera trasladarse a esa ciudad y aceptar el nuevo empleo.    

Finalmente, el informe también analiza que si bien es cierto que a nivel nacional se tiene una tasa de desempleo de un dígito en el 2014, al mirar por ciudades, solamente dos cumplen esa tasa (Barranquilla y Bogotá), y del resto de las ciudades, solamente ocho están por encima de dos dígitos.

Otro de los aspectos que llama la atención es la informalidad, en donde muchas de esas ciudades donde disminuyó la tasa de desempleo también aumento la informalidad; entonces dentro de este estudio que hace Fedesarrollo se dice que hay que observar de mejor manera esos empleos que se están creando de forma informal en cada una de las ciudades, porque es muy probable que no haya suficientes puestos de trabajo para las personas y la gente opte por emplearse de esta manera para poder subsistir.       

Puede escuchar el audio aquí:

Publicado en Economica

Los indicadores de confianza empresarial, tanto para la industria como para el comercio, se deterioraron de manera significativa de acuerdo con un informe de Fedesarrollo. El informe señala que el índice de confianza industrial se deterioró por tercer mes consecutivo.

Según el experto en economía de La Tribuna del Cesar, Juan Miguel Villa Lora (Escuchar audio), “en efecto, el informe revelado por Fedesarrollo ha demostrado que para el último mes del año ha caído la expectativa de los empresarios colombianos. Son tres los sectores que se han visto afectados: los industriales, los comerciantes y los constructores”.

En el caso de los industriales, las manufacturas no han tenido un buen desempeño y no se tienen buenas expectativas para el 2015, contrario a lo que ha sucedido en años anteriores, específicamente en el 2013.

En ese sentido, el indicado de la confianza de los industriales se ubica en terrenos negativos y son varios los factores que han incidido en esto; uno de ellos, es el volumen de los pedidos, porque consideran que estos van a caer el próximo trimestre; se trata de los pedidos para fabricar y crear más productos en el país.

Otro aspecto que se ha visto deteriorado es la producción, es decir, que la expectativa de la producción para el 2015 -a propósito de los pedidos-, también consideran los industriales que va a caer, y que se va a contratar menos personal para este sector.

Por último, creen que el nivel de inventarios, según lo que han reportado las empresas, ha aumentado de manera significativa comparado con el comportamiento en el resto del año.

“Lógicamente las expectativas de los industriales se ven influenciadas por los últimos acontecimientos de la economía internacional que también ha impactado a Colombia, como es el tema de la tasa de cambio y el precio del petróleo, ya que pueden presentarse disminuciones en el nivel de ingresos por estos eventos para el próximo año, sobre todo el ingreso de los hogares colombianos”, indicó el analista Villa Lora.

De otra parte, los comerciantes tienen mejores expectativas para el próximo trimestre, porque sí creen que van a emplear mucho más mano de obra; al igual que los constructores, quienes han tenido un buen comportamiento este año y no creen que el comportamiento vaya a disminuir y a ser negativo para el próximo 2015, ya que consideran que van a mantenerse las ventas y la demanda de insumos para la construcción.

“Analizando toda la industria, el nivel de capacidad instalada aumento al orden de 71,4%, contrario a hace un año que estaba en 70,7%, cifra que no ha llegado al máximo de noviembre del 2011 cuando llegó a 73,3%, es decir, que todavía hay un espacio alto, ya que alrededor del 2010 la capacidad instalada llegó a su máximo impulsado por el consumo en ese entonces, pero no ha podido recuperarse del todo, porque todavía tienen mucho espacio para seguir haciendo inversiones los empresarios, y seguir produciendo con los elementos que tienen actualmente disponibles”, agregó el economista Juan Miguel.

Otro aspecto que llama mucho la atención de este informe es que la percepción de las condiciones económicas para la inversión en la industria se deteriora y retorna a terreno negativo en noviembre.

En ese sentido, hay que indicar que las consecuencias directivas de esta percepción para el sector industrial y por supuesto para la economía del país tiene que ver con la capacidad instalada, ya que hay suficiente capacidad ociosa para poder seguir produciendo con las condiciones actuales, y esto puede generar que se disminuya un poco los planes de inversión que tengan los empresarios o los que se dedican a la manufactura en este momento; todo lo contrario sucede con los comerciantes y los constructores.

“Cabe anotar, que para los industriales hay un entorno bastante complicado en cuanto a la manufactura y la competitividad, ya que el país no está andando muy bien, es decir, no está en su mejor momento, debido a que está muy vulnerable a lo que está sucediendo a nivel global con el tema del movimiento internacional de capitales”, expresó el analista.

En conclusión, el hecho de cómo esta Colombia absorbiendo esos choques genera expectativa bastante negativa en estos sectores, en especial, en el industrial que al caer la  inversión allí esto se sujeta a una disminución en el crecimiento de la producción.

Puede escuchar el audio aquí:

NOTICIAS RELACIONADAS

Producción industrial de capa caída

Sector industrial colombiano estancado

Producción industrial colombiana continúa a la baja

Publicado en Economica

El Centro de Investigación Económica y Social, Fedesarrollo, reveló los resultados de la encuesta sobre la percepción de la economía colombiana dando a conocer el Índice de Confianza de los Consumidores –ICC- durante agosto de este año, cuando se situó en un balance del 20,0%.

Según el informe de la entidad nacional, pese al retroceso, el indicador aún se encuentra en un nivel superior al observado durante el mismo mes de 2013, gracias al componente de condiciones económicas actuales.

La Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) destaca que dicho resultado representa una importante reducción frente al dato de julio de 2014 cuando llegó al 26,7, e implica un deterioro marginal de la tendencia creciente que se observaba en este indicador desde febrero en el promedio móvil de la serie.

Durante agosto de este año, el 43,0% de los encuestados esperan un deterioro en el ambiente económico, cuando en el mes anterior ese porcentaje era del 36,4%.

De la misma forma, entre julio y agosto, el índice de confianza de los consumidores retrocedió en todos los niveles socioeconómicos; hace un año el aumento se concentra en los estratos medios y se observa caída para los altos.

Publicado en Nacionales

Colombia muestra una necesidad en cuanto a una nueva reforma tributaria que deberá implementarse durante el próximo Gobierno; los organismos internacionales y los centros de pensamiento nacionales han resaltado la necesidad de aumentar los ingresos del Estado en por lo menos $14 billones para cumplir todos los compromisos de política.

La empresa Fedesarrollo ha hecho las primeras propuestas para el proyecto; se incluye un aumento del IVA y una reducción de las exenciones.

Según el analista económico de La Tribuna del Cesar, José Antonio Larrazábal (Escuchar audio), “es inevitable una nueva reforma tributaria, porque hay una necesidad de atender el gasto público que se plantea y sobre todo lo que tiene que ver con salud, seguridad social, educación, primera infancia, infraestructura, desarrollo rural y agricultura. El cálculo es que se requiere ingresos de 14 billones de pesos y hoy no hay ninguna perspectiva sobre la base de los impuestos que se tienen, que se logre aumentar los ingresos en ese monto”.

En este aspecto, el tema va enfocado en combatir la evasión tributaria que está cercana a los 20 billones de pesos y además tratar de aumentar la base tributaria, según lo recomienda el Fondo Monetario Internacional (FMI), porque desde algunos años en que se implementó la regla fiscal se trata de disminuir año tras año el déficit fiscal, que es la diferencia entre los gastos con los ingresos, y también es muy cierto que el gobierno es consciente que hay que disminuir unos gastos que son ineludibles y que no se pueden recortar.

“Estos gastos son en cuanto a la reforma que se requiere en el tema de salud, lo que viene para educación, todo el tema de inversión en infraestructura por el rezago que tenemos, es decir, estos gastos son ineludibles, por lo cual hay que afrontarlos y no hay con que hacerlo”, dijo el experto.

Cabe señalar, que estas recomendaciones del FMI y de algunos gremios confirman que el gasto público requiere de mayor ingreso por parte del gobierno. En este sentido, ahora quien sea quien gane en la segunda vuelta (Presidente – candidato o Oscar Iván Zuluaga) se viene una Reforma Tributaria.

Sin embargo, según el analista José Antonio “lo que debería de entrar a preguntársele a los candidatos a la Presidencia es cuáles son los cambios, impuestos o tarifas que propondrían en esa eventual Reforma Tributaria”.

Es decir, sería muy importante hacer un debate de propuestas con los candidatos, en donde se le dijera de frente al país que lo que viene ahora son unos cambios, es decir, pueden venir algunos impuestos e incrementos, y que cada una de las campañas defina hacia dónde va el aumento de tarifas o la eliminación de algunas exenciones en el país.

Cabe recordar, que el país fue sometido a una reforma tributaria recientemente que dio mucho de qué hablar; se podría pensar que las medidas o modificaciones incluidas en ella, relacionadas con el IVA y el pago de parafiscales, no dieron resultado, porque además de contribuir a la disminución del déficit fiscal, también se buscaba aumentar la formalidad laboral en el país.

En este sentido, el economista indica que “es cierto que en su momento se planteó la reforma con el ánimo de aumentar la formalidad laboral y algo de ingresos; no obstante, aunque el resultado no ha sido el optimo, es decir, lo que realmente esperaba el gobierno que era formalizar 500 mil empleos, es también cierto que sí se ha disminuido un poco la informalidad laboral en el país”.

Es decir, que en su momento cuando se implementó la reforma tributaria se había desaprovechado una oportunidad para hacer una reforma integral, lo que aquí se podría pensar que el gobierno lo que no quería era asumir de un solo golpe todas las implicaciones políticas que tiene una reforma tributaria, porque también había la necesidad de imponer unos impuestos.

Sin embargo, también es cierto que lo que se hizo en esta reforma que paso había que hacerlo, porque era una imposición de los organismos internacionales al decir que había que bajar los parafiscales y sintonizar un poco más el sistema tributario a lo que se maneja en el resto del mundo. “Entonces, si bien es cierto era una reforma necesaria, por lo menos impuesta, también es innegable que la reforma no era completa y que le faltaba mucho para corregir estos temas que ahora se pretenden con una nueva reforma”, subrayó el analista Larrazábal.   

Finalmente, algunos de los candidatos a la Presidencia, establecían impuestos pero para aquellos que poseen más riqueza en el país, por ejemplo las empresas mineras, se suponía que la reforma anterior era para los más ricos y beneficiar a los más pobres, esto en palabras del Presidente Santos.

Teniendo en cuenta este escenario, los puntos que se espera sean incluidos en esta nueva reforma son: aumentar el IVA La idea es que haya una sola tarifa y esta sea de 17%; reducir las exenciones tributarias para las personas naturales, ya que la mayoría de las personas beneficiadas pertenecen a la población más rica.

Otras de las propuestas están encaminadas a un impuesto al patrimonio permanente para las personas naturales, mientras que el de las empresas sea desmontado, pues la carga impositiva es muy alta. Además, desmontar todos los parafiscales e imponer en lugar del Impuesto Sobre la Renta para la Equidad (Cree) un impuesto sobre las utilidades contables y no sobre las rentas gravables.

Puede escuchar el audio aquí:

NOTICIAS RELACIONADAS

Colombia goza de buena salud económica, según FMI

Candidatos a la Presidencia de la República y sus millonarias propuestas 

Publicado en Economica

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.