Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Antonio Araùjo Calderon (55)

Las desafortunadas voces que aprovechan el atrevimiento de la ignorancia, para atentar contra la egregia huella que nuestro Gabriel García Márquez legó en las letras universales, aparte de reflejar la elementalidad intelectual de quienes osan ofender la memoria del nobel, igualmente alertan sobre las dificultades que vamos a sortear los colombianos en el proceso de reconcilio, si es que alguna vez la luz al final de túnel nos deja divisar la palabra PAZ.

Las disculpas nunca dejarán de ser oportunas, aunque pase como con el boxeador que da un golpe bajo, lo penalizan pero el daño ya está hecho. Aunque esta justificación no impedirá que el pueblo sancione, proscribiendo democráticamente a los apóstoles del fundamentalismo político, quienes ubican caprichosamente en la fila de los malos a quienes conceptualmente son diferentes o simplemente son una piedra en el zapato para sus intereses. 

Pero la trascendencia universal de ‘Gabo’ es superior a la mezquindad de los necios, su vida y obra es un monumento a la riqueza académica del lenguaje, a la irreverencia política, al pensamiento libre; fiel a las causas democráticas populares luchó contra la injusticia social en un frontal combate contra la inequidad; jamás traicionó sus principios, hizo lo que quiso hasta después de muerto.

Sabía a magia Caribe, a tierra, a poesía campesina, a prosa magistral. Lo sedujo la capacidad de síntesis de nuestros juglares, con ellos aprendió a ser cronista. En ese aprendizaje llegó a la Paz invitado por Manuel Zapata Olivella, el pueblo ardía producto de la violencia partidista y ese fuego de los techos de palma encendió en él la pasión por la reivindicación social y por la capacidad de asombro al escuchar versos nacidos de la inteligencia natural.

Alguna vez, en una parranda presidencial escuchó los inéditos versos de ‘Mañanitas de invierno’ y cuando escuchó la ronca voz de Emilianito Zuleta cantando, “Mira que le cielo ya se vuelve a nublar y unas góticas ya empiezan a caer, vamos pa’ adentro que nos vamo’ a mojar, para que estemos bien solitos y yo así entregarte mi cariño, pa’ que tú te sientes más mujer”, solo atinó a sentenciar, “es la forma más decente de pedírselo a una mujer que he escuchado”.

En fin, ‘Gabo’ era un enamorado del vallenato y así como en nuestras tierras lo absorbió la inspiración, preñándolo de lírica bucólica para posteriormente parir un inmortal vallenato de 350 páginas, también desde aquí debe nacer un homenaje que trascienda los muros de los excluyentes recintos. Que los enamorados vuelvan a regalar las ediciones conmemorativas de ‘Cien años de soledad’, que los niños y jóvenes alternen los Ipad con volúmenes de ‘El Coronel no tiene quien le escriba’, que sus libros promuevan la amena lectura en los colegios, desplazando inocuos y desconocidos textos sin ninguna trascendencia en la literatura mundial, los cuales solo producen ganancias económicas a los exclusivos distribuidores educativos. Pero ante todo, que muchas mariposas amarillas se espanten cuando al unísono digamos en voz alta, ¡’Gabo’, gracias por siempre!

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Desde que el artículo 259 de la Constitución Política, desarrollado luego por la Ley 131 de 1994, dispuso que los candidatos a cargos ejecutivos de elección popular debían inscribir con su candidatura un Programa de Gobierno, el cual deberían cumplir al ser elegidos y sobre el que se supone versarían sus discursos, no se había presentado una campaña política tan escasa de planteamientos como la que dentro de poco revelará el nombre del próximo presidente de la República.   

Nadie identifica candidato alguno por sus propuestas. Ni siquiera en los múltiples medios de difusión, hablemos de las redes sociales de moda, a las que accede masiva y copiosamente cualquier parroquiano por fiebre o vicio electrónico, se han marcado las diferencias.

Desde el gobierno, el presidente, alcalde y candidato insiste en limitar su campaña al proceso de paz. Sabe que las últimas elecciones presidenciales las ha definido el comportamiento de las Farc. A Pastrana lo elegimos porque creímos que iba a firmar la paz con ‘Tirofijo’ luego del intercambio de relojes, a Uribe porque estábamos desesperados con los abusos de una guerrilla políticamente acabada, la reelección se dio con el argumento de que “la culebra sigue viva” y se necesitaban cuatro años más de gobierno para que la ‘mano firme’ impusiera el orden y a Santos por inercia, dándole continuidad a un trabajo que luego se diluiría en el limbo de la marrullería bogotana.

Lo malo es que no ha dicho hasta qué punto se compromete para que los diálogos de La Habana sean prolíficos a la convivencia pacífica; qué concesiones le dará a la guerrilla, que espacios políticos cederá, cómo va a fomentar la equidad social, para que las diferencias no sigan siendo el caldo de cultivo de una violencia que por décadas ha llenado de lutos los hogares colombianos. Solo se ha limitado a calificar a sus contradictores políticos como  enemigos de la paz, cuando hay serias dudas si realmente ese proceso es una sincera política oficial o simplemente un sofisma de distracción utilizado con fines electorales, para que el pueblo colombiano vuelva a creer y salga masivamente a votar tras una ilusión. Ojalá pasadas las elecciones no se rompan los diálogos.

Y lo peor es que los otros candidatos no están aprovechando esa coyuntura. Por ejemplo, nadie ha dicho como se podría reformar el Sistema Educativo, para que nuestra nación abandone el frustrante último lugar en las pruebas internacionales. Y así tantas cosas que hay para decir. Los aspirantes tocan los temas muy superficiales, olvidándose del cómo, que en últimas es el que le da la credibilidad a una propuesta. Esperamos, por el pueblo colombiano y en contra de los políticos que se dejan cautivar por la ‘mermelada’, a costa del sacrificio de ese pueblo que sabiendo que le mienten sigue creyendo, que este último mes de campaña presidencial sea de propuestas serias, para que de verdad sepamos por quién y por qué votamos, en contra del triste refrán “¿a dónde va Vicente?, a donde va la gente”.  

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

En contra del optimismo de los románticos que soñamos con el talento y la sensibilidad social como factores desequilibrantes en una elección, han dicho algunos generadores de opinión que el presidente, alcalde y candidato Juan Manuel Santos será reelegido  solo por sustracción de materia de las otras campañas. Argumento concluyente, la mermelada de la reelección inmediata y sus efectos anestesiantes. 

Creo que no va a ser tan fácil, las encuestas están empatadas, por lo que en estos días soportaremos un ataque de estrategias, en la que los publicistas se devanarán los sesos haciendo uso de nuestra inmemorial facilidad para aceptar mentiras, sin preguntar, sin protestar, tal como inicialmente lo hicieron nuestros aborígenes, deslumbrados con el reflejo de los espejos que les mostraban los españoles hasta hacerlos cautivos. Esa fue su perdición y es ahora la nuestra.

No nos importa quién es bueno o quien es malo, solo dejamos que el frívolo entusiasmo económico o el terror disfrazado de participación democrática nos arrastre, para salir equivocadamente dizque a no perder el voto, cuando realmente es al contrario. La degradación es tal que un querido amigo, todo un dirigente gremial de profesión ultra liberal, tal vez sensible a su ancestral reverencia por la sangre europea y que ahora parece cobrar vigencia, excusó públicamente los gestos amenazantes, la presión clientelista y demás prácticas dominantes, diciendo que solo eran “un estilo de hacer política”. ¡Qué pesar!

Pero bueno…, hay que seguir motivando al pueblo, para que con estoicismo político vote soberanamente. La elección presidencial es una buena oportunidad para ello. Los cesarenses y guajiros no podemos premiar a un gobierno saqueador, agente de aisladas inversiones que cómplicemente nuestros mandatarios magnifican, cuando realmente son una pequeña porción de las regalías que se llevaron. Hoy peligra la financiación del nuevo estadio de Valledupar por cuenta de un nuevo recorte y no dicen nada.

En el contexto nacional las cosas no cambian; la calidad y cobertura educativa están reprobadas, la ONU nos ubica en el puesto 78 entre 129 países y en el informe Pisa ocupamos el último puesto; en salud, la intermediación económica de las EPS es cada día más descarada, se intentó modificar lo existente favoreciéndolos financieramente, el dividendo económico desplazó la satisfacción de los usuarios; el país muere de sed y la cartera de agricultura está fraccionada porque era más importante complacer a un ministro limitado éticamente que resolver integralmente los problemas del agro; de seguridad ni hablar y el proceso de paz es apenas un medio para lograr la reelección. Muy Seguramente después de elecciones se rompan los diálogos de La Habana.

De usted y su voto depende que la discusión de los temas nacionales rebase los mezquinos intereses de los que solo se preocupan por el dividendo de la mermelada, mientras la salud, la educación, el empleo, la seguridad y la paz, se van por el despeñadero del centralismo bogotano. Usa bien tu arma más certera, la cédula. ¡Atrévete!

   

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

“No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague”. Así es, estamos a pocos días de decidir en un cubículo electoral la composición de nuestra representación política en el Congreso de la República, ojalá apartándonos de ese frívolo beneficio personal de momento, que inexorablemente condena a otros cuatro años de olvido.

Amigo cesarense, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” decía Albert Einstein; de la eficacia de tu voto depende si nos conformamos con las frustraciones políticas de siempre, eligiendo a los mismos o si por el contrario escogemos a los hombres y mujeres que han demostrado sensibilidad social y compromiso con las causas populares, lo cual se reflejará muy seguramente en bienestar general.

No es difícil escoger bien, primero examinemos a quienes quieren ser reelegidos, solo averigüemos si votaron positivo la aprobación del nuevo Sistema General de Regalías, modificando la distribución territorial de las compensaciones económicas que recibimos los productores, a cambio del impacto negativo de la explotación mineral. Desde su expedición canjeamos los socavones, las enfermedades pulmonares, los conflictos sociales, el embarazo y prostitución en adolescentes, las enfermedades de transmisión sexual, la desertización de nuestras tierras y las secuelas de los accidentes laborales, por el clientelismo perverso disfrazando de mermelada, presentando como gran inversión regional a los proyectos direccionados caprichosamente desde Bogotá, cuando realmente son solo un pequeño porcentaje del dinero que se llevaron. Los que votaron positivo no merecen repetir.

Luego preguntémosle a todos, ¿de dónde sale el recurso que a manos llenas se están gastando?, así sabremos la verdadera intención de los comerciantes vestidos de políticos, quienes desprecian la participación ciudadana como la capacidad de distribuir y ejecutar el poder para promover el bien común. La experiencia ha demostrado que “el que paga para llegar, llega a pagar”, ahí se cambia el juicioso estudio legislativo al que están obligados los congresistas, por indecentes gestiones de comisionistas, mercaderes y traquetos, que no traen a las regiones nada diferente al olvido y la inequidad generadora de violencia. Solo les interesa acumular riqueza.    

El voto en blanco tampoco es la alternativa política, “es regalar el voto para que se lo repartan entre todos los partidos clientelares”. Es la legalización de la mentirosa democracia que elije por dinero o presiones administrativas. En las elecciones congresionales necesitamos decidir con nombres propios.

Joven elector y padre de familia, apoyando la corrupta sectorización burocrática y económica de hoy, estás condenando a tus hijos a ser eternos subalternos y a tener que bajar la cabeza ante el poder conseguido con elementos diferentes al talento, el conocimiento y la preparación académica; esa que tanto esfuerzo te ha costado para tus hijos, precisamente porque aquellos que solo tienen el dinero para doblegar la inteligencia, se encargan de dificultar la formación intelectual del pueblo y así poderlo arrodillar en sus necesidades. Llegó el momento de votar por los que son. ¡Adelante que si se puede!

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

El propósito de hoy no puede ser uno diferente a la construcción de la madurez política que necesita el elector del departamento del Cesar, para votar independiente a las presiones económicas o burocráticas, sobre las que hoy se estructuraran las ‘exitosas’ campañas políticas al Congreso de la República. Tarea difícil, hoy la crisis de valores acepta que muchos se vendan al mejor postor sin palidecerse siquiera, pero con una persona que cambie de parecer al leer estas líneas y se someta a los méritos del candidato como variable desequilibrante en la decisión electoral, me doy por bien servido.

Ya está bueno de “jugadas maestras pero sucias y aleves”, como calificara en su muy buen escrito Jacobo Solano Cerchiaro, a las volteretas políticas que cambian los sueños, el recato y las consideraciones, por centenas de millones de pesos. Todos sabemos que el dinero es necesario para sufragar los gastos básicos de cualquier iniciativa, pero cuando dejamos que se convierta en la máscara que oculta la ineptitud; cuando la comprada credencial de congresista se convierte en el pasaporte al corrupto mundo de mercaderes y comisionistas, como dijera la publicidad de un buen candidato; cuando los gastos electorales se tienen que multiplicar en ganancias económicas, sacrificando la equidad social que reclama el pueblo y cambiando de paso la representación democrática por el cómplice silencio; cuando nos dejamos parcelar a costa de convenios inter administrativos y poderosas chequeras, tal como en su momentos lo hicieran los actores armados con sus pistolas, puede decirse que tocamos fondo y que llegó el momento de reaccionar.

Por eso celebro cuando Jacobo Solano Cerchiaro, como válido generador de opinión se atreve a hablar de “alianzas siniestras”, cuestionamientos y escasez de propuestas, dirigiéndose a los candidatos que gozan del apoyo de la familia del señor gobernador y sus nuevos parientes, con quien el columnista tiene vínculos de consanguinidad. Igualmente aplaudo el informe del diario El Pilón, que incluso superando el temor de sus periodistas, en la edición del lunes develó públicamente lo que todos sabemos pero que nadie se atreve a decir, “en el Cesar se consolida una estrategia que se aleja del concepto original de la palabra política, para convertirse quien en un negocio en el que lo único que interesa es el dinero”. Estos hechos son un adelanto. 

Diagnosticado el problema, le corresponde reaccionar electoralmente a la sociedad civil. Es hora de que en las urnas se expresen los que sienten miedo de hablar; de que los padres y jóvenes universitarios castiguen la odisea de pagar semestralmente una desproporcionada matrícula financiera; de que los docentes mil veces ignorados voten libremente; de que los constreñidos empleados alcen la voz; de que los medios de comunicación objetivamente pongan a pensar al ciudadano de a pie, para que brille una luz de esperanza y se cumpla el vaticinio, varias veces consumado en nuestro departamento, en el que las grandes chequeras han sido derrotadas por la soberana voluntad popular. ¡A votar bien!

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Me decía un amigo que la campaña política para escoger el nuevo Congreso de la República estaba desabrida, expresando como motivo que antes de las elecciones ya se conoce el resultado debido al poderío de los hoy ‘elegidos’ y al descarte de los que debieron convertirse en alternativa. Confieso que logró afectarme, pero afortunadamente en el recorrido dominical por los medios nacionales de comunicación encontré valiosa información que aún en contra de poderosas voluntades locales tendremos que difundir, a razón del demostrado poder coercitivo que ejerce la gran prensa sobre los altos funcionarios judiciales y administrativos del país, y por lo que pronto esperamos ver resultados.

La Revista Semana en un muy bien fundamentado análisis muestra la actual realidad electoral, especialmente de la costa Caribe, donde las castas políticas aspiran a mantenerse en el poder, a expensas de la frágil memoria y vulnerabilidad económica de las clases populares. Esposas, hijos, primos y todo el árbol genealógico de condenados hoy aparecen como candidatos a alguna de las cámaras del legislativo; lo más triste es que sin que nadie diga nada, ni siquiera los generadores de opinión que debieran promover la escogencia de dignatarios por méritos y no por inercia política o presión económica. Afortunadamente los medios nacionales han tomado esta vocería y es por cuenta de ellos que podremos abrir los ojos para asumir una actitud beligerante, capaz de derrotar en las urnas la tendencia monárquica de sucederse en cargos públicos a miembros de una misma familia, independiente de si han hecho méritos para representar a un pueblo o si por el contrario solo merecen ser herederos de la sanción moral, reservada para los que se benefician de los grandes capitales obtenidos del erario por sus parientes.

Porque si bien es cierto que las responsabilidades penales y disciplinarias son individuales, no es menos verdad que la connotación política debe ser solidaria, para que no solo haya un cambio de nombre en la credencial obtenida, perpetuando en el poder al sancionado, sino que verdaderamente se ejemplarice al infractor, de paso depurando a la política de oscuros personajes disfrazados de cálidos seres humanos en época electoral, los cuales vuelven a su prepotente estado natural inmediatamente se sientan en el poder, porque se creen majestades que no le deben nada a nadie.    

En el departamento del Cesar hay candidatos para escoger, grises congresistas que aspiran reelección y osados líderes que a fuerza de trabajo y sensibilidad social merecen una oportunidad en los grandes centros de la política nacional. Por estos debemos votar. De nosotros depende no seguirnos equivocando; eligiendo ineptos, tras frívolos beneficios personales que luego pagamos con cuatro años de olvido. Pero si la necesidad obliga a recibir estas prebendas, porque los compromisos económicos apremian o para asegurar un beneficio previo, no debemos perder de vista que el dinero que se gastan es apenas una minúscula parte de lo que nos han quitado. No se dejen comprar. ¡Voten bien! 

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Utilizando la renovada jerga hípica que el Hipódromo San Francisco de La Paz ha puesto de moda en la región, se puede decir que la sosa campaña política del momento entró en tierra derecha, a menos de un mes para que los cesarenses transformemos la composición de la entidad más desprestigiada del Estado colombiano, el Congreso de la República.

Algo que va a ser difícil, sobre todo ahora que algunos incautos deponen sus aspiraciones políticas, sucumbiendo ante el poderío económico de los que no tienen argumento diferente a su dinero para cautivar al desprevenido elector. Que pesar ver como amigos se prestan como sujetos activos de la diabólicamente diseñada ‘Estrategia del Caracol’, en la que el pobre iluso sacrifica su credibilidad y sueños presentes y futuros, por obedecer la mezquina maniobra de intentar ‘ahogar’ la lista de candidatos de su partido político, al no alcanzar el umbral de las curules en disputa y que por sustracción de materia los mecenas que se creen con derecho y poder para comprarlo todo, puedan coronar las ambiciones de quienes solo regresarán dentro cuatro años nuevamente a repartir dinero, a cambio de su escaso talento y de la frustración de una sociedad sedienta de vocería legítima.

Algo parecido hizo el tradicional dirigente de Cambio Radical, ‘Franco’ Ovalle, quien aún insiste en decir que continúa en ese partido a pesar de estar apoyando a candidatos de otras colectividades, aparentemente jugándole al fracaso de sus ‘copartidarios’. Luego el liberal Nerio Alvis, de quien se pensaba iba a ser la alternativa intelectual en este metalizado proceso, donde no se ha planteado nada, ni siquiera una mentira bien dicha como dijera un ex congresista. Mi compadre se dedicó a atacarse con la campaña de Andrés Arturo Fernández y remató adhiriendo a un partido político del cual ni me acuerdo el nombre, cuyo líder en el Cesar es Fernando De La Peña; él, muy bueno para disminuir los costos de operación de sus empresas pero nulo para gestionar el desarrollo territorial del departamento. Nunca comprenderé la coincidencia política que los unió. Ahora también dicen que igual sucederá en la U, partido de gobierno que ante la preferencia de la administración departamental por ‘Ape’ Cuello y por el mismo De La Peña, amenazan a Cristian José Moreno con no alcanzar los votos suficientes por ausencia de sus coequiperos.  

De cristalizarse esta despreciable manguala, repetiremos esta vez a fuerza de dinero la horrible experiencia que sufrimos cuando nos parcelaron con las armas. Pero si particularmente dejamos de certificar a la fortuna como único atributo para hacerse elegir, defendiendo esta tesis como si esa ajena riqueza fuera nuestra o como si ese poderío económico garantizara una mejor gestión, ejemplos sobran, evitaremos que las credenciales sigan siendo el pasaporte al desprestigio, cada vez que convierten las dignidades democráticas en casas de cambios, donde se permutan votos por contratos a espaldas de las necesidades de nuestra gente. Entonces, ¡a votar bien y libremente!

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Mientras el país sigue en vilo por conocer el desenlace del choque jurídico planteado por la subjetiva hermenéutica disciplinaria del caso Petro, el Representante Pedro Muvdi fue conducido por miembros del CTI de la Fiscalía General de la Nación, a rendir indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia acusado de concierto para delinquir, tras ser señalado por desmovilizados de tener vínculos con el Bloque Norte de las Autodefensas. 

Tal como sucede cuando no se le da a cada uno lo que le corresponde o cuando simplemente se toma la efectividad de la justicia para egoístas fines personales de los que detentan algún tipo de influencia en la decisión de los jueces, cada vez que coinciden las decisiones judiciales con hechos políticos se desconocen los elementales y básicos principios del derecho, como lo es el beneficio de la duda o la presunción de inocencia a favor de los intereses particulares. Entonces es cil pensar que lo que le acaba de suceder al representante Muvdi, no es nada diferente al régimen del terror jurídico que implantan los que prefieren quitar del camino a sus adversarios políticos con sentencias judiciales, buscando alivio para sus frustraciones, que convenciendo al desprevenido electorado con la bondad de sus propuestas. 

En el departamento del Cesar hay reconocidos especialistas en estos temas y sabemos quienes son, ellos mismos son imprudentes, se ufanan en público de su ascendencia judicial, con descaro festejan los autos como si fuera una adhesión política, al tiempo que anuncian nuevas embestidas para ‘legitimar’ sus ambicionesEs así que ahora van por algunas candidaturas a la Cámara de Representantes, como la de Nerio Alvis por ejemplo, de la cual dan por descontada su inhabilidad, igual pronostican las medidas de aseguramiento contra el ex alcalde de Valledupar Luis Fabián Fernández, así como lde Alfredo ‘Ape’ Cuello, según ellos para ‘pescar en río revuelto’ los electores que con carisma y planteamientos no han podido conseguir en la plaza pública. 

Con lo que no cuentan aquellos que fincan su éxito electoral en la sustracción de materia con quien competir, es con la madurez política que a través de tantas decepciones ha venido desarrollando el elector del departamento del Cesar; ya aquí no nos convencen los incapaces oligarcas disfrazados de modernos izquierdistas, tampoco las fortunas edificadas sobre la esclavitud de la clase trabajadora, mucho menos los ‘rezanderos’ con máscara de ovejas cuando realmente son una miscelánea de desviaciones temperamentales que traicionan las virtudes de un buen ser humano.    

Hoy en pueblo del Cesar se apresta para efectivamente hacer valer su arma más fuerte, la cédula. Vamos a depositar en una urna electoral la fe en el talento, la preparación, la inteligencia, la honorabilidad, la seriedad, la capacidad de servicio, la sensibilidad social y todas las calidades que necesita el nuevo Congreso de la República para dejar de ser la institución más desprestigiada del país. En nuestras manos está que eso suceda. Slibremente escogemos los mejores, muy seguramente sentiremos la mano del Estado en cada uno de nuestros hogares. A votar bien.

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Con el deceso de Diomedes Díaz confirmamos algo que todos sabíamos pero que necesitaba de la muerte para trascender a la inmortalidad; me refiero a la irrepetible influencia musical de ‘El Cacique de La Junta’, la cual será imposible de igualar por los cantantes vallenatos de esta generación. Nos lo anunciaron los grandes canales de televisión del país, los más importantes periódicos del mundo registraron la noticia y a nivel local, nos convertimos en el destino de muchos visitantes que vinieron al sepelio y hoy aún siguen llegando a visitar la bóveda donde reposan sus restos, convirtiéndose ésta en un sitio turístico entre los tantos que tiene Valledupar para mostrarle al mundo.

En consonancia y no menos grande es la muestra de nobleza y generosidad que tuvieron los miembros de la Dinastía López, cuando tomaron la voluntaria decisión de renunciar al homenaje que este año les tenía preparado la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, dejando que el personaje central del evento folclórico musical de abril sea el recién desaparecido cantautor guajiro.   

Con este gesto, Pablo, Migue, Álvaro, Navín y los herederos de ‘El Debe’ (q.e.p.d.), nos enseñaron que el talante de buenos seres humanos superó su grandeza folclórica. Los acordeones que coronaron cuatro reyes del Festival Vallenato y la caja que se ha paseado por los escenarios más exclusivos del mundo abriendo las puertas de las más selectas relaciones públicas, conjugaron sinfonías para interpretar el solemne himno de la amistad a un hombre que comenzó y terminó su éxito terrenal unido a la familia de acordeoneros de La Paz. El mismo que en sus inicios saboreó las interpretaciones imperecederas acompañado de Elberto ‘El Debe’ López y que con Álvaro caminó sobre los melodiosas armonías, arrancando los aplausos que lo dejaron en la puerta de la perpetuidad.

No es descabellado afirmar que la carrera musical de Diomedes Díaz estuvo tutelada de principio a fin por la familia López. Ascendencia que se refrenda en el último trabajo discográfico, ‘La vida del artista’, considerado como el mejor de los últimos tiempos, en el que hace un reconocimiento a su primigenio gusto musical por lo autóctono, grabando la canción ‘Humilde viajero’ de Edilberto Daza, la cual fue prensada en su momento por Miguel López y Fredy Peralta, además de revivir los arreglos que con anterioridad este mismo rey vallenato hiciera en el merengue ‘Juana Bautista’ y que Álvaro repitió al comienzo de la canción de Máximo Movil que le da el nombre al disco compacto.  

Entonces sin mezquindades tenemos que destacar públicamente la hidalguía de los López, quienes bajo el liderazgo de Pablo, Pablón para sus amigos del Caribe y Pablito para los del interior, junto a la picardía cadenciosa de Migue, la pegajosa melodía de Álvaro y la impecable ejecución instrumental de Navín, plasmaron su filantropía sentimental en una decisión que los hace inmensos y que en su momento el mundo del vallenato tendrá que reconocer y ponderar. 

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Al finalizar la década de los años noventa, en un medio día de mi natal La Paz, cuando el canto de los gallos despertó a las fotoceldas del alumbrado público para que iluminaran las calles porque la oscuridad de la noche se había tomado por cinco minutos al día, supe que Dios me había concedido la oportunidad de asistir a un fenómeno astral extraordinario como lo es un eclipse total de sol, repetible en este mismo sitio solo dos o tres siglos después.                              

Esa misma sensación me apresó desde el momento en que se conoció el deceso del cantante y compositor Diomedes Díaz Maestre, sobre todo al observar el despliegue noticioso e inédita multitud asistente al sepelio del afamado artista. Inicialmente la noticia cayó como un balde de agua fría para los que precisamente estábamos ponderando la excelencia musical de su nuevo disco compacto. La despedida coincidió con el mejor trabajo discográfico de sus últimos tiempos. Al instante las lágrimas reemplazaron la alegría previa a la navidad, dejando que espontáneamente brotaran las anécdotas, algunas de audaces demostraciones de afecto de sus seguidores y otras de faraónicas muestras filantrópicas de ‘El Cacique’.    

A la tarima ‘Francisco El Hombre’ llegaron a tributarle un adiós representantes de los diferentes puntos de la geografía mundial, el cual se ahogará cada vez que suene una canción suya; sus hijos y colegas unidos en un solo canto exprimieron las lágrimas; ‘Poncho’ Zuleta siempre grande, con su inteligencia natural atinó a decir, “Diomedes hizo metástasis en el corazón de los colombianos”; Jorge Oñate se sintió iluminado y dijo su mejor discurso; Villazón, Peter y Silvestre tributaron el homenaje a la inagotable fuente musical que en vida irrigó sus talentos.       

Diomedes fue, es y será un fuera de serie que perdurará en el tiempo. Sus poros respiraban tal sensibilidad, que con éxito le cantaba a una cana o a su sombra, luciendo esa capacidad de asombro que motiva a los filósofos a inquirir en el pensamiento la razón de ser de cada cosa. Hoy su muerte como ser humano es apenas un cambio en el estado físico que le abrió las puertas a la inmortalidad como artista. Como el mismo lo anunció en una canción, a su fanaticada le dejó su canto y su fama, no importa que sobre su cadáver quieran cimentar el cuestionamiento ético impulsado por la doble moral de personajes que esconden como feministas, el machismo de sus verdaderos gustos sexuales. Afortunadamente desde aquí también nacen certeras respuestas, como la del médico Leonardo Maya, quien magistralmente en un escrito sentenció, “Fuiste un artista tan grande que el mito de tu leyenda empequeñece al hombre que se equivocó tantas veces”.  

Nadie recordará los errores. Será inmortalizado porque su grandeza artística eclipsó el espectáculo vallenato y porque su legado musical perdurará como los amores malos, que solo acaban al pasar dos mil siglos cuando el olvido los haya liberado.

Publicado en Antonio Araùjo Calderon
Escrito por
Leer más ...

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.