Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Farandula Vallenata (404)

Con gran expectativa Jorge Celedón inicia en la presente semana ‘El Tour del Ídolo Mundial del Vallenato en Estados Unidos’ que contempla espectaculares conciertos en los grandes escenarios de las ciudades de Atlanta, Los Ángeles, Boston, New Jersey, New York y Miami.

‘El Tour del Ídolo Mundial del Vallenato en Estados Unidos’ se realizará del 12 al 21 de julio en un nuevo recorrido musical que ratificará el excelente momento de Jorge Celedón al lado de su renovada agrupación con el acordeón de Gustavo García.

Los artistas estarán en las celebraciones de la Independencia de Colombia transmitiendo con sus canciones ese fervor patriótico que integra a los colombianos en Estados Unidos.

Las actuaciones serán el viernes 12 julio en Atlanta – Georgia; domingo 14 en el Festival Colombiano en Los Ángeles - Anaheim CA; viernes 19 Julio – Boston; sábado 20 Julio tendrán un doblete, primero en fiesta de la Independencia de Colombia en el Prudential Center Newark - New Jersey compartiendo escenario con Carlos Vives y Silvestre Dangond; posteriormente Jorge Celedón y Gustavo García se presentarán en un club en New York; el domingo 21 julio finalizarán su gira en el Estadio Sun Life - Miami FL.

Jorge Celedón, como siempre, será complaciente con todas las peticiones y cantará los éxitos de su carrera musical: Ay hombe, Parranda en el Cafetal, Cuatro rosas, Esta vida y La Invitación, entre otros.

“La gira será una fiesta para integrar a los colombianos y latinos con nuestra música vallenata”, puntualizó Jorge Celedón.

GIRA MUSICAL

Viernes 12 Julio Atlanta – Georgia

Domingo 14: Festival Colombiano en Los Ángeles - Anaheim CA

Viernes 19 Julio – Wonderland Ballroom -Boston

Sábado 20 Julio: Prudential Center Newark - New Jersey

Sábado 20: TBD Club en New York

Domingo 21 julio: Estadio Sun Life - Miami FL

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

El hombre que vivió en tinieblas porque Dios quiso dejarle sin oficio uno de sus sentidos para cambiárselos por ojos en el alma, tuvo motivos valederos para estar feliz porque un escultor quiso añadirle un monumento a su inmortalidad.

Un monumento que está ubicado en el lugar exacto, el lugar donde el maestro ciego del vallenato comenzó a granjearse su fama a través de sus bellos cantos. Esos cantos de  versos chiquiticos y bajiticos de melodía, esos cantos donde se pinta la belleza de una mujer que al caminar hace sonreír la sabana y de la diosa que cuando mueve el caderaje hace poner al rey más engreído.

Ese lugar escogido por el hombre que cantaba triste por la serranía es San Diego, pueblo del Cesar, considerado hermoso y colmado de bendiciones.

Cuando a Leandro Díaz Duarte le preguntó el escultor Jorge Luís Payares, sobre el lugar para ubicar el monumento, no lo dudo un instante y señaló al pueblo de sus amores, al pueblo donde  creció musicalmente al lado del trío de Antonio Braín, Hugo Araújo y Juan Calderón.

En ese pueblo quedaron sembrados los más grandes sentimientos del hijo de María Ignacia Díaz y Abel Duarte y que con el paso de los años se convirtió en el más célebre de sus 15 hermanos. Ese hombre que Dios le dio el milagro de la inteligencia para que expresará su sentir a través de canciones.

“De San Diego tengo un agradecimiento eterno, es una tierra grata que me acogió como su hijo y donde viví momentos importantes de mi vida. En ese paraíso de amigos y parrandas inolvidables salí a darme a conocer por todas partes y era justo que un monumento en mi honor quedara sembrado allá. El monumento es algo que me llena y me satisface mucho. Fue un detalle hermoso que me hizo Hernando Molina Araujo, siendo gobernador del Cesar, y precisamente en San Diego, tierra donde tengo sembrado mi corazón”, dijo en esa ocasión Leandro Díaz

Seguidamente se remontó a los primeros años de su vida donde sufrió por culpa de su ceguera y le busca una excusa diciendo que todo sucedía debido a que era improductivo. “Mis padres no se preocupaban por mí, el niño que no hacía nada, sino por mis hermanos, sus ayudantes en las labores del campo, y me dejaban solo mucho tiempo en la casa. Así crecí como un retoño perdido”.

No se puede salir de los recuerdos tristes de su niñez y dice que se dedicaba a elaborar cosas con una navaja: cucharas de palo y totumas. Entonces relata una historia que enmarca de cuerpo completo su sufrimiento. “Siendo muy niño me subí a un palo de papayo en busca de la fruta que más me gustaba y me caí. No sé cuanto tiempo estuve privado del conocimiento por el golpe fuerte que recibí, y lo peor es que nadie se dio cuenta”.

Esos hechos que narró en su mundo de tinieblas lo hicieron aprender a ser fuerte, poder armarse de calma y tener mucha resignación. Precisamente esos hechos dieron motivo para su primera canción titulada ‘Quince de julio’.

“Es una canción de rechazo a mi familia porque me dejaban solo. Tenía que bajar al arroyo a buscar agua y a bañarme y me caía mucho, rodaba pendiente abajo. Era un martirio y yo lo resentía. Mi mamá se mortificaba mucho cuando me oía esa canción y un día me rogó que no la cantara más. Le dije que era una promesa y se la cumplí”.

Después vino la canción ‘La loba ceniza’, que para Leandro es la primera para no violar el compromiso con su mamá. Esa obra también fue el primer hurto literario que le hicieron al poeta ciego del vallenato.  Abel Antonio Villa le cambió el titulo por el de ‘La camaleona’.

La destreza de la memoria de Leandro era excepcional. Muchas de sus canciones tienen las palabras precisas, incluso llenas de poesía y filosofía que muchos no logran entender, pero que él sabía que salían de lo más profundo de su alma. Es sentimiento puro, es esencia natural y es el acumulamiento de experiencias vividas. Tuvo la virtud de que al cantar se aliviaran sus penas que al final derrotó con el poder de sus versos.

Censo musical

Estando metido en el berenjenal de los recuerdos contó que fue el primer y único compositor que se ha atrevido a realizar un censo, metiendo en una canción a la mayoría de habitantes del pueblo de Tocaimo, jurisdicción de San Diego, donde en ese entonces vivía.

Es una historia fantástica que relató el mismo maestro Leandro. “Quería viajar a las fiestas de Hatonuevo, sur de La Guajira, y no tenía plata. Pedí a varios familiares y nada. Faltaban como cuatro días para el inicio de la fiesta y no había ninguna solución, hasta que se me iluminó la mente. Me senté en una piedra grande que había en la puerta de la casa y empecé a recordar los nombres de todas las parejas del pueblo, hice la rima y encontré la melodía. Es un merengue sin coro y de once versos para las treinta parejas que recordé.

Compuse la canción ‘Los Tocaimeros’ en dos horas y al día siguiente la salí a cantar. El primer lugar que visité fue el del río donde un tío mío. Le dije que era el primero que aparecía en la canción. Enseguida me dijo que se la cantara, pero le expliqué que la estrenada valía cinco pesos.

Se negó la primera vez, insistí y nada. Fue su mujer la que me dijo que la cantara porque ella tenía una plata de la venta de unos cerdos y me podía responder. Canté la canción y cuando terminé mi tío me dio un abrazo y me dijo que tenía cinco pesos más. Salí así por todo el pueblo a cantar y me daban de a cinco o de a tres pesos y en esa época eso era plata. Recogí un montón de dinero y me fui a la fiesta de Hatonuevo. Desde allí supe que mis canciones iban a darme todo lo que yo necesitaba”.

Se extasió hablando de sus canciones y mencionó las que más le gustaban: ‘Seguiré penando’, ‘Dios no me deja’, ‘A mi no me consuela nadie’, ‘Cultivo de penas’, ‘Tarde gris’ y ‘Para qué llorar’. Todas relacionadas con el entorno de su vida.

Con el monumento ubicado al frente del Hospital de San Diego está la estampa de cuerpo entero del hombre que se dedicó toda su vida a cantarle al amor, a la naturaleza, a las mujeres y que vio la oportunidad precisa para poner en su puesto a las penas y darse el lugar que merecía en el mundo vallenato, ese mundo de Macondo donde un ciego escucha en medio de su soledad a los árboles llorar porque les llegó el verano y que en su pensamiento hace posible que Matilde camine para que de inmediato una faz de la tierra sonriera. Ese era Leandro, el inmortal.

Por Juan Rincón Vanegas

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

La aceptación que ha tenido “LA 9ª BATALLA”, el nuevo álbum de SILVESTRE DANGOND, ha sido evidente, el público masivamente se ha volcado a comprarlo otorgándole en corto tiempo Disco de Platino y radialmente las canciones de esta producción han sido recibidas con beneplácito por toda Colombia e incluso en el exterior.

Después del majestuoso lanzamiento de “LA 9ª BATALLA” en Valledupar y de la exitosa gira la semana pasada, DANGOND y su grupo se alistan para continuar realizando numerosos conciertos de extremo a extremo del territorio nacional en los que estrenará en vivo su trabajo discográfico con una impactante puesta en escena.

SILVESTRE DANGOND con 8 presentaciones esta semana reafirma que es el artista líder en el género vallenato, los 5 departamentos que visitará lo respaldarán como de costumbre y sin lugar a dudas cada uno de los escenarios estará colmado por el movimiento musical más grande de Colombia, el ‘SILVESTRISMO’.

AGENDA

Jueves, 27 de Junio: Concierto, Fiestas Patronales / Galeras, Sucre

Jueves, 27 de Junio: Concierto, Festival Princesa Baraji / Sahagún, Córdoba

Viernes, 28 de Junio: Concierto, Festival Nacional del Porro / San Pelayo, Córdoba

Sábado, 29 de Junio: Concierto, Fiestas del San Pedro en Club Campestre / Neiva, Huila

Sábado, 29 de Junio: Concierto, Súper-Concierto de las Fiestas del San Pedro / Neiva, Huila

Domingo, 30 de Junio: Concierto, Estadio Municipal / Girardot, Tolima

Domingo, 30 de Junio: Concierto, Fiestas del San Pedro / El Guamo, Tolima

Lunes, 1 de Julio: Concierto, Festival de la Sal y Flamencos / Manaure, La Guajira


Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Martín Elías y Juancho De La Espriella se han caracterizado por estar pendientes de su público y siempre han buscado la manera de estar cerca de ellos y de complacerlos de la mejor forma.

Esta vez la exitosa pareja musical decidió grabar el DVD de “El Boom del Momento”; este será un producto nuevo e innovador para sorprender y agradar a sus fans.

El rodaje se llevó a cabo el pasado 22 de junio en la discoteca Matildelina de la ciudad de Bogotá, durante un concierto que ofrecieron Martín y Juancho a los seguidores allí presentes, quienes además de quedar  felices con su show musical, cantaron y bailaron todas sus canciones con total energía.

Ya que la grabación se desarrolló durante una presentación en vivo de los jóvenes artistas, tiene la garantía de que será un video auténtico e innovador, sin mayores ediciones ni arreglos, pues lo que quedó plasmado es nada más y nada menos que el talento y profesionalismo de esta exitosa agrupación musical.

Así que todos los seguidores a prepararse para la salida de este espectacular video, porque ahora también podrán disfrutar en casa las parrandas de Martín y Juancho.

Con 6 presentaciones el fin de semana pasado y 7 que vienen en el que se aproxima, se consolidan como la agrupación vallenata con más presentaciones en Colombia, gracias a Dios.

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

La canción más popular  del maestro Leandro Díaz Duarte, se conoció en la versión de Alfredo Gutiérrez, cuando este la grabó en 1971.

Rodrigo Oñate, amigo y compadre de  Alfredo, se la escuchó a Leandro  cuando el  bardo, la interpretó en una parranda, acompañado por las guitarras sandieganas de, Juan Calderón, Antonio Ibrahim y Hugo Araújo; Oñate, quedó prendado por la belleza literaria de semejante canto, e inmediatamente, se la recomendó  al intérprete.

Leandro Díaz,  hizo este canto a orillas de las cristalinas aguas del  río Tocaimo, ubicado en la población del mismo nombre, corregimiento de San Diego de Las Flores, quien junto al caserío de El Rincón, le dieron cariño y calor humano para que este gran juglar, compusiera en este entorno sus mejores canciones  y desplegara todo su talento y lo irrigara por todo el planeta.

Matilde Lina Soto Negrete, verdadero nombre de la  musa inspiradora de esta legendaria canción, es una agraciada dama oriunda del caserío del Plan, corregimiento de La Jagua en La Guajira, anclado en plena Serranía del Perijá, a la cual, Leandro conoció  en una fiesta en Manaure, a donde Díaz, fue invitado por su acordeonero y compañero “Toño” Salas.

Matilde era cuñada de Toño Salas, además pariente de la “Vieja” Sara, Madre de Emiliano Zuleta Baquero.

En la fiesta de la virgen del Carmen, patrona de Manaure, que ambos disfrutaban de ese año 1970, escuchó Leandro,  la voz dulce de la fémina que no reconoció  y al indagarle a  ella por su nombre, le respondió, que se llamaba Matilde Lina.

El juglar quedó enamorado  de la dama a la que le ofreció una  visita en su tierra, El Plan.

Allí llegó para un 11 de noviembre  a cantarle y la serenateó  con la canción  que años más tarde se convertiría en icono del folclor vallenato.

Matilde Lina, quedó embelesada con semejante oda que Leandro antes de hacerla grabar, la había hecho muy popular en la región acompañado por su compañero de muchos años “Toño” Salas.

Con lo que no contaban los protagonistas de esta historia  es que el romance no se podía dar, ya que ambos  contaban con una abundante prole, ella, con  su esposo y 4 hijos y  además en estado de gestación y Leandro con 10 hijos aproximadamente.

Este canto de Leandro  le ha dado  a la protagonista mucha popularidad en la región, Colombia y el exterior, tanto que ella manifiesta que su casa se volvió una romería de personas de distintas procedencias que llegan a conocerla.

Matilde Lina, ha sido grabada en muchas partes del  mundo, “El Gran Combo” de Puerto Rico; Roberto Torres, de Cuba; Los Melódicos  de Venezuela y la más conocida , la de Carlos Vives, el cual en el sepelio le agradeció  a Leandro  haberle mostrado el camino de Valledupar y desviarlo de Hollywood.

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Por: Edgardo Mendoza

El maestro compositor Leandro Díaz, que había nacido una mañana cualquiera, día de carnaval, ha muerto en una madrugada de junio. Con su partida emprenden sus cantos el camino del olvido, después que alegraron por casi seis décadas la provincia, es decir el ‘viejo’ Magdalena, luego La Guajira y El Cesar  creados después de Leandro. Freddy Molina otro poeta de  Patillal, lo presentía en su verso: Como hojas secas quedarán todas las canciones que quiero, ya en el mañana no se oirán, la vida cambia con el tiempo…

Los hombres, como en su caso, se conocen por sus hechos, por sus obras, y las de Leandro están ahí desde ayer,  a pesar que aparentemente las deja solas, quienes hemos vivido y gozado con ellas será muy difícil olvidarlas, ya forman parte de lo que nosotros quisimos decir cantando, y nuestro talento no se prestó para hacerlas, y él consiente las hizo por nosotros.

Su sensibilidad estuvo atada a su destino, sin poder mirar los paisajes, fue trovador de sombras, allí descubrió “El Verano” y luego con la voz y las manos de las mujeres, descubrió al amor, al que tanto cantó. En la piel y su contacto cursó algunos años de adivino aprendiz, mientras pasaban las horas de la vida como reconocería más tarde.

Las penas, a pesar que insistía en cargarlas, también dejaron momentos de alegría en su vida, en sus amigos, en sus amores. Era un hombre de contrastes, cuanto lo veíamos triste estaba alegre, en la música encontró su camino para decir sus cosas y las dijo con una filosofía, una sencillez, y un verbo que aún nos asombra. Lo que nace con uno es el verbo y esto es hasta el final de la vida, había dicho Leandro.

A inicios de  1970 escuché “Adelante” con el acordeón de Emilio Oviedo y Rafael Orozco y desde entonces pensé, éste compositor es diferente, por supuesto que el maestro ya tenía muchas canciones, yo apenas estaba asomándome a su mundo, que ya era grande.

Adelante con mi canto lastimero,  yo seguiré de noche, yo seguiré de día  y si más tarde me atormenta un desespero me hago el desentendido y lucharé con valentía, caminare sin rumbo por la calle igual que mucha gente  en esta vida, una puerta se cierra otra  se abre yo encontraré de nuevo la salida….

Aquí comencé a pensar que era un luchador, quien decía estas cosas; por supuesto que aún no conocía personalmente al maestro, luego en mis tiempos de parrandas juveniles, escuché “Dos Papeles” en la voz de Oñate y de ahí no me detuve en  sus versos, hasta que por razones de periodismo de provincia conocí al autor y me asomé a algunas de sus clásicas parrandas, más como espectador que como participe.

Dos papales tiene la vida, uno  blanco limpio y sincero y otro con humildes colores al blanco manchan de negro  como bueno que es la mentira de ese modo engañan al hombre, al bueno lo premian con cobre al malo con mil maravillas pero Dios no admite rencores dijo tu no puede ser malo porque tienes el alma buena, no podrás mirar los colores, pasarás la vida cantando para soportar tu ceguera, pero me dio valor como un hombre para soportar mi condena.

 

El tiempo fue pasando, el maestro seguía cantando, antes entre la serranía cerca a los pueblos, luego en las ventanas de las enamoradas, en los buses que iban a la Guajira, en las parrandas de sus tantos amigos y en San Diego, el pueblo que lo acogió en sus redes y donde el mismo decía, pasó los más agradables momentos de su vida.  Los nuevos poetas del folclor iban a visitarlo, Gustavo Gutiérrez lo reconoce y le admira, Rosendo Romero en sus uno de sus cantos le  pide…..Viejo Leandro Díaz deme un consuelo para mis males, usted que tenido tantos amores tantos pesares. Hoy  Rosendo el poeta de Villanueva lo describe así en la partida del cronista de Alto Pino, en Lagunita, cerca a Barrancas en La Guajira de sus primeros y tristes pasos por la vida…

Águila ciega de alto pino

Solitario casi en olvido

Voz de panqueque

De Hato Nuevo decembrino

Voz de acordeón

De San Diego

Guacharaquero fiel

Al repique de un cajero

Turpial de laurel

Vallenato andariego

Canario amigo

Que trina y trina

Arsenal de rimas

Flauta del río…

 

Un poeta definiendo a otro, o mejor a un filósofo que cantaba triste, que cantaba su pena, pero que también tuvo cargamentos de alegría, que solo su alma de vagabundo bueno sabia celebrar.

La música andaba buscando a  Leandro, y Leandro andaba buscando la música, por eso una dulzaina apareció en su  ruta, con ella recorrió los caminos del viento, más tarde una guacharaca con su cosquilleo elemental acompañó su ritmo en las fricciones de la piel de ese instrumento que acompaña al vallenato; después, o al mismo tiempo, nadie sabe, las guitarras del trío amigo y aplaudido de Calderón, Brahín y Araújo, definieron su encanto, pero el acordeón de Toño Salas que olía a sierra,  a montaña, completaron la historia; lo demás fueron extensiones de su talento, en otras voces, en otros acordeones, pero ya sembrados del sentimiento del trovador regional.

Pero ese hilo secreto e indefinible que ata a los hombres con los olores primarios de la primera tierra,  se mantuvieron en Leandro intactos,  nunca olvidó a su Guajira, a pesar de no conocer la fama en  esos lugares, ya con ella y en busca de amores quería volver al pasado, por eso compuso esa canción, “Donde” que en la voz de Jorge Oñate tomó buen presagio…

Donde hallaré la muchachita linda que se decida a quererme a mí, quiero vivir de nuevo en La Guajira lo más contento, los más feliz…linda Barranca hermosa tierra mía todas mis melodías te las vengo a cantar, y en mis canciones darle al ranchería todas las melodías que sus mujeres dan…

Yo quiero una barranquera, alguna de Papayal, una chica Hatonuevera alguna de Oreganal

Si es necesario voy a Surimena, me acerco a Roche a Manantial, llego a Hato Nuevo me subo a la sierra hasta Angostura voy a llegar, allá en Las Pavas con su clima frio me tienen reservada una linda mujer… Tiene Barranca un lindo caserío donde viven mujeres que se pueden ver, si por allá no consigo en la tierra de Lagunita, me voy a Campo Florido a San Pedro y Saraíta.

Con esta canción, Leandro hace un censo de los pueblos de la media guajira, como ya lo había hecho con las personas en Tocaimo cerca de San Diego. Que un ciego nos describa mejor que los que distinguimos los colores, no deja de ser una prueba de los genios.

Los últimos 50 años del siglo pasado, mientras la violencia hacía de las suyas en otras regiones del país, aquí en la Provincia sus cantores llenaban de fiestas las parrandas y la vida, Escalona, Morales, Zabaleta, El Viejo Mile, Poncho Cotes y una larga lista de otros menos famosos, pero igual de creativos, alegraron las tardes y las noches de una región de trabajo y armonía. El Vallenato que se cultivó sobre las cordilleras y que Rosendo Romero insiste en estudiar y presentar como vallenato serrano, tiene su historia. Ya los grandes juglares se fueron marchando, todos con su papel cumplido, y pueden cantar como el poeta Amado Nervo, en su verso: Amé, fui amado, el sol acarició mi faz, vida nada te debo, vida estamos en Paz!

Ahora, solo nos queda honrar su memoria, guardar cada verso del vallenato puro que hizo casi por obligación del destino, o para dejar su huella en la tierra, porque muchas veces lo dijo: Para algo bueno me mandó Dios y si fue para el canto, entonces he cumplido su decisión.

El Domingo 23 fue la luna más grande de junio, la más brillante de todos éstos meses, y dicen los expertos que hasta agosto del 2014 no volverá a brillará así. Los planetas tienen sus secretos que no conocemos, posiblemente la luna quiso recibir a Leandro con más luz, luego que sus ojos no tuvieran la suficiente, son designios implacables de los astros, para recibir—no despedir—a sus bendecidos. A los cantores del Valle, de la Provincia, del país vallenato. Adiós viejo maestro, sus alumnos aprendices eternos de parrandas desiguales, tratamos de entender su legado, si es que nuestra memoria de presta.

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Un sector mínimo de la opinión valduparense , es del concepto que música vallenata es sinónimo  de vandalismo, caos,  desorden, por estar ligada esta ,a la fiesta al jolgorio, alegría ,al regocijo pleno de todos los sentidos  de la vida humana, desconocen estos agoreros del desastre, que el folclor vallenato y sus protagonistas, son los que nos han hecho visibles con su bellos cantos, ante Colombia y el mundo y por ende responsables,  del desarrollo que hemos tenido en los últimos 50 años.

Se olvidan estos profetas del desastre, que antes de darse a conocer  nacionalmente, la musical  vallenata  a través del festival vallenato, éramos  una aldea de escasos 50 mil habitantes, que carecíamos  de los servicios básicos  elementales , para alcanzar  el descollo que hemos logrado ,gracias a la vitrina que nos han dado nuestros cantores  y su música en  diferentes etapas ,lo que permitió que el país mirara hacia nosotros y viera nuestras bondades potenciales  para la inversión económica en nuestro suelo. 

Olvidan los apocalípticos del vallenato, que el folclor es la mayor industria sin humo, generadora de empleo que tenemos en la región, los grupos musicales nuestros, en su mayoría integrados por cerca de 20 personas oriundos de la comarca, todos los fines de semana, se diseminan por todo el país, en busca de los recursos para el sustento de sus familias.

El Concierto “La Novena Batalla” de Silvestre Dangond, el pasado viernes en el parque de la leyenda, al que muchos le achacan los males de Valledupar, como lo pregono un días después, un microfónico apocalíptico al decir que la ciudad se paralizo en beneficio de Silvestre; pues se escacharon, este  fue un total éxito, no solo en la vida musical de su protagonista, si no en el sector  económico de la ciudad, este rubro se reactivo, como ocurre durante el festival vallenato, la capacidad hotelera se copo durante tres días, el servicio de buses intermunicipales con destino  a Valledupar aumento considerablemente, lo mismo los vuelos al aeropuerto Alfonso López, que  llegaron  desde diferentes partes del país y del exterior, el gremio de taxistas  apuntan ,que este ha sido uno de sus mejores días económicamente, además los fabricantes de de cachuchas  y almacenes les fue muy bien con la ventas de camisetas y ponchos en alusión al evento ,esto sin contar las sonrisas de un  gran sector de las ventas informales .

No es culpa del artista, que el alcalde de Freddy Socarras, en su deber de preservar  la tranquilidad ciudadana, disponga la no circulación, por pocas horas, de las motocicletas, el día del concierto, y esta medida desnude, la falta de un buen servicio de transporte urbano en Valledupar.

Valledupar una ciudad musical con un parque exclusivo  para este tipo de eventos, necesita que promuevan con mas frecuencias este tipo de actividades, para promocionar la ciudad y dinamizar nuestra economía, con la 9na Batalla, queda claro que los artistas locales si pueden llenar el parque de la leyenda.

 

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Con la filmación en Valledupar de las últimas imágenes de apoyo para el video clip de la canción El sabor del loco, Grupo Kvrass terminó la semana anterior lo que será su nuevo filme. El mes anterior se realizaron varias tomas en Canadá.

‘Rafa’ Pérez, Yader Romero, Kenel ‘Swing’, El ‘Nene’ Carrascal y Luis Campillo, utilizaron más de cinco locaciones en la capital del Cesar para hacer grabaciones que servirán como base en la historia de amor programada por Fernando Andrade, productor y director. “En este video apreciarán a un hombre un poco loco, que hace muchas cosas por el amor de su novia, a la que le llegan muchos pretendientes pero a ella le gusta es su loco, ese irreverente en todo el sentido de la palabra”, recalcó Andrade.

Yader Romero, escogido para interpretar el papel del “loco” en el corto y agradable libreto, estará acompañado por Irina Sumbatoff, quien fue seleccionada entre varias modelos que presentaron el casting para estar dentro de la nueva grabación cinematográfica de Grupo Kvrass.

El vídeo se encuentra en la etapa de edición y producción, en los próximos días será presentado ante los seguidores y amantes de la música de Kvrass.

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Con La 9ª Batalla se suman 9 años de trayectoria musical, consolidando a  Silvestre Dangond como el más grande interprete del vallenato en Colombia, controversial y uno de los más sobresalientes en el exterior. Esta producción tiene la participación de los más importantes compositores de nuestro país como Juancho Polo Valencia, Romualdo Brito, Wilfrán Castillo, Omar Geles, Rafael Manjarres, “Tico” Mercado, Luis Egurrola, Lorenzo Morales, Eduardo Fonseca, Fabián Corrales y Rolando Ochoa. Bajo la producción general de Carlos Huertas Jr “La 9ª  Batalla” se convertirá en la producción musical más exitosa del año. La grabación se realizo en Bogotá, Valledupar y Barranquilla, utilizando los mejores y más modernos equipos técnicos.

Con esta nueva producción discográfica, Silvestre seguirá cautivando fronteras con su autentica puesta en escena que siempre busca cautivar al público. En esta oportunidad las fotografías de La 9ª  Batalla son un reconocimiento  a las Fuerzas Militares Colombianas por su dedicación, entrega  y responsabilidad  con nuestro país y se trabajaron con profesionalismo, admiración y respeto por el uniforme y la institución. “En las fotografías de este disco soy un soldado de la patria, a quien les hago un sincero homenaje por su dedicación a mi país e inclusive el librillo del disco llevará un manuscrito elaborado por un soldado que quiso compartirlo en la 9ª Batalla”resalta Silvestre.

El primer sencillo de esta nueva producción “LA DIFUNTA” esta posicionada como uno de los con mayor programación de la radio a nivel nacional y del género, siendo tan solo un abre bocas de lo que se viene en este trabajo discográfico.

El 12 de junio será el lanzamiento oficial del disco en todo el país que desde ya se puede conseguir en preventa en todas las discotiendas y que para la costa atlántica tendrá adicionalmente una boleta VIP o de localidad general para su presentación con un show sin precedentes en el parque de La Leyenda en Valledupar, este día realizara una firma de autógrafos en Bogotá en el Centro Comercial Gran Estación costado esfera 1 piso a partir de las 5pm.

Silvestre sorprenderá a todos los Vallenatos, sus miles de fans y seguidores del género con “La 9ª  Batalla” que se darán cita por las principales calles de esta ciudad el 14 de junio con una gran caravana por las principales calles de Valledupar donde seguirán minuto a minuto todos los detalles de su artista antes de su presentación.

1. La Difunta/Romualdo Brito

2. Los Tengo De Payasos/ Rolando Ochoa

3. Un Amor Verdadero/Wilfran Castillo, Latin

4. Ni Punto E Comparación/ Rolando Ochoa

5. Culpa De Los Dos/ Alberto 2Tico” Mercado & Pedro “Pedrinchi” Ávila

6. La Ciquitrilla/ Rolando Ochoa,

7. Loco Paranoico/Luis Egurrola

8. La Cosa Sabrosa/Lorenzo Morales

9. En Este Sitio, (En El Motel)/Rafael Manajarres

10. La Traga Loca/Omar Geles

11. Lo Ajeno Se Respeta/ Eduardo “Cachurra” Fonseca

12. Mi Mundo E Cartón/Fabian Corrales

13. La Varita De San Jose/ Juancho Polo Valencia

Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Visionando lo que sería el devenir de su vida, en algún momento lanzó la célebre frase: “Yo soy Lorenzo Morales, al derecho y al revé. Yo soy quien deja la huella, antes de poner el pie”. Y ‘Moralito’ dejó plasmada una huella inmensa, no solamente en el amor al folclor vallenato, también por la cantidad de hijos que tuvo, 37 en total; por sus palabras llenas de sencillez y gran sentido de la vida, sino porque le dedicó el 90 por ciento de sus canciones a las mujeres, esas mismas de quienes manifestó: “Las mujeres son la esencia de la tierra y el alimento para el amor. El mundo sin mujeres hubiera sido un desastre”.

La vida del maestro Lorenzo Miguel Morales Herrera se apagó la mañana del viernes 26 de agosto de 2011, cuando contaba con 97 años, tiempo durante el cual las mujeres jugaron un papel importante en su carrera musical. Incluso, cuando estuvo en Bogotá, con motivo de la promoción del 44 Festival de la Leyenda Vallenata que se realizó en su honor, luego de una entrevista que le hiciera una bella periodista le soltó el siguiente elogio: “Esa es mucha vitamina, lástima que no me la pueda tomar”.

“La mujer que quiere al hombre

le brinda todas las cosas,

pero el día que está de malas

parece que fuera otra.

No le brinda tinto, no le lava la ropa

no le da comida, porque está celosa

todo se lo niega, le niega la cosa”.

El juglar guacochero de burro y acordeón, ese mismo que supo darle el mayor sentido al amor, al que calificó como “el combustible que se mete en el pecho y quema hasta el alma, es una fuerza que no tiene contención hasta que logra llegar al cauce del corazón”, regresa a la palestra gracias al cantante Silvestre Dangond, quien acaba de grabar la canción ‘La cosa sabrosa’, que aparecerá en su próximo trabajo musical.

Expectativa por ‘La cosa sabrosa’

La mencionada obra compuesta por Lorenzo Morales en 1982, la grabó inicialmente Ivo Díaz con ‘Colacho’ Mendoza en 1993 bajo el título de ‘La cosa’, pero el título original de este merengue es ‘La mujer que quiere al hombre’.

La historia detrás del tema es que cuando ‘Moralito’ asistía a las parrandas le pedían la canción con el nombre de ‘La cosa’, así se quedó y todos se reían de las ocurrencias del juglar con ese doble sentido jocoso que le imprimió a la obra.

Mientras que la bulla se ha regado por todas partes con la canción ‘La cosa sabrosa’, su viuda Ana Romero Díaz sufre serios quebrantos de salud, pero a pesar de todo, se alegró porque su amor al que nunca olvida, quien le regaló 17 hijos, sigue vigente aún después de muerto.

“Mi viejo Lorenzo fue un juglar de verdad, verdad, poco paraba en la casa, sino de pueblo en pueblo, hasta que lo ajuicié cuando me enamoró. Le dije que si se metía a vivir conmigo le daba los hijos que quisiera, y fueron 17”. La anciana suelta una suave sonrisa y hace gestos con sus manos como diciendo que había caído derechito en sus brazos.

Además de la canción grabada por Silvestre Dangond y Rolando Ochoa, ya está en marcha la construcción de la Urbanización ‘Lorenzo Morales’, extraordinaria iniciativa que promovió el alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás Reales, y que comprenderá de más de mil viviendas. “Ese gesto del alcalde al perpetuar el nombre de mi papá lo agradeceremos toda la vida. Mi mamá no cabe de la dicha porque se está exaltando todo lo que él hizo por la música vallenata”, dijo la hija del juglar, Cecilia Morales.

‘Moralito’ regresa a Guacoche

‘El gigante de Guacoche’, como fue conocido Lorenzo Miguel Morales Herrera, por decisión de su familia regresa a su pueblo donde había nacido el viernes 19 de junio de 1914. Como hecho curioso, un viernes nació y un viernes se despidió de la vida.

El hecho sucederá el lunes 26 de agosto de 2013, cuando sus restos serán trasladados del Cementerio Central de Valledupar hasta el corregimiento de Guacoche. “Se le cumplirá su deseo de que sus restos reposen en su pueblo, del que se sentía orgulloso de haber nacido. Una de sus mayores emociones fue cuando en el homenaje que recibió en el Festival Vallenato del 2011, el presidente Juan Manuel Santos nombró a su pueblo en el discurso inaugural. Mi papá hablaba bellezas de su tierra y para allá lo llevaremos”, manifestó su hija Cecilia Morales.

Sus familiares indicaron que será una ceremonia sencilla, una misa en la plaza principal de Guacoche y traslado al campo santo donde se interpretarán varias de sus canciones.

De ésta manera, ‘Moralito’ será llevado a su pueblo natal, aquel donde aprendió a leer y escribir sus primeras letras con el maestro Enrique Bracho, antes de retirarse para ponerse trabajar y forjarse un futuro en la vida. Seguidamente, se metió en el mundo del acordeón que le enseñó a tocar su hermano Agustín Gutiérrez Morales.

Lorenzo se la pasaba horas y horas sacándole notas al instrumento, aprendizaje que al fin y al cabo lo catapultó con el paso del tiempo como un verdadero juglar del folclor vallenato.

Precisamente, su acordeón fue el arma poderosa para sus pasajes amorosos. “Eso me ayudó para la conquista de encantadoras mujeres a quienes les regalé canciones porque plata no tenía. Desde ese instante, las canciones con nombre de mujer se convirtieron en mi carta de presentación, hasta convertirse en piropos cantados”, dijo en una ocasión ‘Moralito’.

La vigencia de Lorenzo Miguel Morales Herrera se nota en todas partes, al punto que una de sus nietas está que escucha ‘La cosa sabrosa’ en la voz de Silvestre Dangond, para así recordar a su abuelo repitiendo:

“El hombre contento y la mujer celosa

el hombre le pide y no le da la cosa,

y no se la dá, porque está celosa”.


Publicado en Farandula Vallenata
Escrito por
Leer más ...

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.