Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Abigeato, problema de salud pública Destacado

Valora este artículo
(1 Votar)
Foto cortesía de FEDEGAN Foto cortesía de FEDEGAN

Desde hace varios años, el hurto de ganado en El Cesar y La Guajira ha dejado de ser un delito menor y esporádico para convertirse en una verdadera industria delictiva, detrás de la cual operan bandas criminales muy bien organizadas.

Pero, más allá de su faceta criminal y de las grandes pérdidas que este delito genera para los ganaderos de la región, el abigeato se ha convertido en un serio problema de salud pública, al cual las autoridades sanitarias no parecen haber entendido en toda su dimensión.

Veamos porqué. Según datos obtenidos del Fondo Ganadero del Cesar, de Coolesar y de Fedegan, el consumo promedio diario de carne de res de una ciudad como Valledupar, con cerca de medio millón de habitantes, es de aproximadamente 400 reses.  Sin embargo, en Coolesar y en los mataderos autorizados de la región sólo se sacrifican diariamente 220 reses en promedio.

Lo anterior significa que la diferencia, esto es 180 reses, está ingresando diariamente a la ciudad por medios no autorizados, entiéndase esto, a través de una red de mataderos clandestinos y de expendios ilegales que distribuyen la carne producto del hurto en toda la ciudad.

En otras palabras, cerca de la mitad de la carne de res que se consume en Valledupar (en los hogares y negocios de comida) es producto del hurto de ganado, lo que significa que no cuenta con los mínimos estándares sanitarios como una debida cadena de frío, condiciones de higiene, garantía de vacunas y, en fin, la seguridad de que dicha carne es apta para el consumo humano.

No es de extrañar, entonces, el aumento de consultas médicas en la región por trastornos gastrointestinales que pueden estar asociados al consumo de carne de res sin los estándares sanitarios mínimos. Y en este sentido cabe enfatizar que cuando compramos y consumimos carne de dudosa procedencia nos exponemos a contraer intoxicaciones alimentarias como botulismo, enteritis por E. coli o enfermedades parasitarias. Es éste el gran problema de salud pública que las autoridades sanitarias departamental y municipal pareciesen estar obviando.

Ciertamente, no basta con atacar el hurto de ganado a través de la judicialización de las bandas de cuatreros que operan en la región. También debe atacarse el problema desde una perspectiva de salud pública endureciendo los controles sanitarios a los expendios de carne de res, exigiéndoles la factura a los negocios de venta de comida para determinar la procedencia de la carne que ofrecen al público.

Desde esta tribuna hemos insistido en la necesidad de acabar con los expendios ilegales de carne que funcionan a la vista de todos en la margen derecha del río Guatapurí, en particular en los sectores del “9 de marzo”, “Pescaito” y “Villa Castro”, así como el expendio que funciona cerca de la Galería Popular, sin resultados positivos por parte de las autoridades.

También cabe recordar que según estadísticas de la Rama Judicial, durante 2016 y 2017 ha sido denunciado el hurto de más de 500 reses en fincas pertenecientes a los municipios de Codazzi, La Paz, San Diego y Valledupar, sin que la Policía o el CTI de la Fiscalía entregue algún resultado concreto de judicialización de los responsables.

En honor a la verdad, la Policía se defiende argumentando que ellos cumplen su labor pero más se demora la autoridad policial en capturar a los cuatreros que los fiscales y jueces en dejarlos libres, por las bajas penas que existen para el delito de abigeato. Por ello, Fedegan ha impulsado en el Congreso de la República un proyecto de ley que busca endurecer el tratamiento penal a este delito, eliminando el beneficio de excarcelación o condena suspendida y estableciendo la posibilidad de aplicar la extinción de dominio a los vehículos e inmuebles usados por los delincuentes para la comisión de este delito.

Es una buena iniciativa que le hará más difícil a la Rama Judicial dejar en libertad a los delincuentes. Sin embargo, insistimos, no es la solución de fondo. Si seguimos comprando carne producto del abigeato, siempre habrá alguien dispuesto a robar ganado para venderla. Hay que cambiar el chip de la ilegalidad, porque bien enseña el conocido refrán que lo barato sale caro y en esta cuestión no vale la pena arriesgar la salud o la vida.

Modificado por última vez en

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.