Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

De eso bueno no dan tanto

Valora este artículo
(2 votos)

Es de conocimiento público que la empresa de servicios públicos de Valledupar, Emdupar, enfrenta desde hace varios años serios problemas y desafíos que ponen en riesgo su continuidad, su capacidad para prestar un servicio eficiente y su viabilidad financiera. Es apenas justo reconocer que son problemas enquistados de tiempo atrás y no son exclusivos de la actual administración.

Recientemente, la Superintendencia de Servicios publicó un informe que condensa una evaluación integral realizada a Emdupar en donde ésta sale muy mal librada. La SuperServicios encontró, entre otros factores de riesgo, que (i) la empresa no cuenta con los permisos de captación y caudal concesionado para abastecerse del agua que toma del río Guatapurí, pues tales permisos están vencidos desde el 2010; (ii) además de no tener permiso, Emdupar está captando un caudal superior al concesionado por Corpocesar; (iii) la planta de tratamiento de agua potable está diseñada para soportar turbiedad hasta 2.000 NTU, pero en épocas de lluvia la turbiedad supera este nivel y debe suspenderse el servicio.

En materia financiera, el informe de la SuperServicios señala como principal factor de riesgo el alto pasivo laboral que asciende a la suma de $7.788.535.000, que corresponde al 25% del total de cuentas por pagar de la empresa. E indica el informe que la principal causa de este altísimo costo es la convención colectiva de trabajo que contempla excesivas prestaciones extralegales para los empleados afiliados al sindicato. En igual sentido, señala al alto incremento de los gastos de administración en un 47.05%, por encima del incremento de las ventas de servicios de acueducto y alcantarillado.

En materia comercial, la SuperServicios indica que Emdupar tiene con corte a octubre de 2016 cerca de 88.000 usuarios del servicio de acueducto y 87.000 del de alcantarillado, cifra que no se compadece con el tamaño actual de la ciudad que ronda por el medio millón de habitantes. Asimismo, la SuperServicios encontró problemas en la medición del consumo de agua, en la facturación de la misma por cuanto en su gran mayoría se hace por promedio y no por lectura efectiva, en el recaudo y en la recuperación de la cartera, la cual ascendía a más de $60.000 millones, de los cuales el 70%, esto es, $42.000 millones, tenía más de un año de vencida.

A este panorama complicado hay que agregarle el reciente embargo de CORPOCESAR a Emdupar por una deuda que supera los $6.000 millones, ocasionada por el no pago de los derechos de captación de agua y derechos de vertimiento.

Sin embargo, frente a toda esta compleja situación la actual administración de la empresa ha querido presentarle a la opinión publica como tabla de salvación la celebración de un contrato de colaboración empresarial con Radian, una empresa contratista de las Empresas Públicas de Medellín y de otras empresas de acueducto del país como Cartagena, Villavicencio, Bucaramanga, Cali e Ibagué, entre otras.

En primer lugar, cabe decir que la alianza con Radian sólo ataca uno de los problemas de la empresa: el aspecto comercial, pues tal como está planteado el contrato, Radian se encargaría de unificar varios aspectos de la cadena comercial que hoy están tercerizados (medición, facturación, recaudo, suspensión, etc.). Según lo expuesto por el gerente de la empresa, Armando Cuello, Radian asumiría, por su cuenta y riesgo y por un plazo de 5 años, la funciones de facturación y recaudo, garantizándole a Emdupar un recaudo mínimo de $2.500 millones mensuales. Lo recaudado por encima de ese mínimo se repartiría en los siguientes porcentajes: 65% para Emdupar y 35% para Radian.

Frente a esto, caben varias observaciones: la primera es ¿por qué se tiene desde ya escogido el contratista? Para garantizar la transparencia de la selección del contratista, Emdupar pudo –aún está a tiempo de hacerlo– haber abierto el proceso realizando una invitación pública o privada a varios oferentes. No puede escudarse la administración en el hecho de que el régimen jurídico de la empresa le permite hacer este tipo de selección por cuanto deja un molesto sinsabor de escogencia a dedo y amañada.

En segundo lugar, ¿existe aquí una concesión disfrazada del servicio de facturación y recaudo de Emdupar?

En tercer lugar, ¿por qué se establece un porcentaje para Radian del 35% sobre el valor de lo recaudado en exceso? ¿Con cuáles criterios técnicos se estableció dicho valor? ¿No puede ser menor?

Finalmente, ¿por qué, adicionalmente, Emdupar plantea un contrato de interventoría al contrato de Radian? ¿No le basta con realizar directamente la supervisión al contrato? ¿Es absolutamente necesaria la interventoría? ¿Ya tiene también Emdupar escogido al interventor?

En síntesis, se requiere que la administración de Emdupar responda satisfactoriamente los interrogantes planteados y despeje las naturales dudas e inquietudes que un proceso de contratación como éste suscita en la opinión. También le conviene un poco de prudencia y recordar el refrán popular que reza que de eso tan bueno no dan tanto.

Modificado por última vez en

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.