Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

¡Cuidad a los niños!

Valora este artículo
(1 Votar)

Las imágenes –impublicables- del niño violado y estrangulado hasta morir en Curumaní desgarran el alma y provocan náuseas. Otro ángel víctima de la acción demencial de los hombres. ¿Qué llevará a una persona a atentar en forma brutal y despiadada contra un pequeño de cuatro años? Es una pregunta que corresponde al campo de la siquiatría y la sicología forenses.

Lo cierto es que este horrendo crimen es un reflejo más de nuestra descomposición social. Cuando creíamos que habíamos superado la pesadilla de la infamia cometida contra Yuliana Andrea Samboní por el canalla de Rafael Noguera Uribe, la tragedia ocurrida en Curumaní nos golpea en la cara y nos muestra el absoluto estado de indefensión en que se encuentras los niños y adolescentes en Colombia, a merced de monstruos reconocidos como Luis Fernando Garavito y Rafael Noguera, y otros anónimos que andan sueltos.

Se agrega a la tragedia de Curumaní la conducta negligente de la madre del niño que no advirtió oportunamente a las autoridades sobre su desaparición. Conductas así: descuidos de los padres, desatención de los niños, dejarlos sólos mucho tiempo, son las que aprovechan los pederastas y enfermos sexuales para atentar contra los niños y adolescentes.

En muchos pueblos y ciudades de Colombia se cocina un coctel de factores de riesgo que propician los abusos sexuales y la violencia contra los menores: embarazos no deseados, el abandono físico, material y afectivo a los niños, violencia intrafamiliar, bajo nivel educativo de los padres, el alcoholismo o drogadicción de los padres, falta de comunicación, el hacinamiento, familias disfuncionales con hijos de anteriores parejas, entre otros factores, que facilitan la acción de los depredadores de niños.

Por todo ello no debería sorprendernos las crudas y aterradoras estadísticas sobre la violencia a los niños en el país. En efecto, según la ONG internacional Salven a los niños (Save the Children), cada hora en Colombia dos niños llegan a Medicina Legal por haber sido presuntamente víctimas de abuso sexual. Cada día tres menores de edad son abandonados y dos, asesinados. Según Medicina Legal, en 2016 este instituto atendió 17.908 casos de menores remitidos por denuncias de presunto abuso sexual. En 2017, de enero a marzo, habían sido atendidos 4.315 casos de violación a menores.

Los casos de mayor repercusión social (como el de Yuliana Samboní por la influencia del victimario) suelen acaparar la atención de los medios y gozan de mayor despliegue mediático. Sin embargo, las frías cifras nos hablan de una realidad igual o peor de maltrato generalizado a los menores.

Frente a esta cruel realidad hace falta una política pública de protección integral a nuestros niños que debe empezar por prevenir los embarazos no deseados, con una acción efectiva de planificación familiar dirigidas, en primer lugar, a las adolescentes, y, en segundo, a aquellas madres que ya tengan dos o más hijos.

En cuanto al castigo a los responsables, siempre que hay un crimen de esta naturaleza suelen escucharse voces que piden pena de muerte o cadena perpetua para los victimarios, pero los estudios sobre la materia han demostrado que frente a la violencia infantil no hay pena que detenga a los depredadores porque en el fondo son enfermos incurables. ¡La única alternativa es cuidar a los niños!

Modificado por última vez en

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.