Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Nadando en el surrealismo Destacado

Valora este artículo
(1 Votar)

Por José Luis Bustos Reales

   El departamento del Cesar parece haber perdido la capacidad de asombro, especialmente en Valledupar, su capital…

   No se escuchan voces indignadas frente al desfalco que se le hizo al departamento; nadie se atreve o tal vez nadie quiere tocar el punto y ese punto es que la Contraloría General de la Nación acaba de reportar en solo 11 hallazgos de la vigencia 2015 nada menos que más de 50 mil millones de pesos que deben ser explicados.  Veamos lo que eso viene a significar, porque paradójicamente un Hallazgo fiscal es sinónimo no de que se halló una plata, sino de que esa platica se esfumó…

En términos más concretos, pero bien explícitos, lo que se está extraviando con esos 50 mil millones de pesos  equivale a lo que ganan cien familias trabajando con el salario mínimo durante 60 años!!!

   En términos simples, es como si a cada casa del departamento le hubiesen robado de sus ahorros unos 375 mil pesos, y  eso en El Cesar, donde más del 70% de los hogares no percibe ni siquiera un salario mínimo mensual, es un verdadero crimen. Con esa cantidad se hubiesen podido construir 1,500 viviendas totalmente gratis para la población vulnerable o 3.000 para ahorradores de bajos recursos…

Solo en Valledupar, con esa cantidad, hubiese bastado para dotar completamente cada una de las escuelas públicas: Pupitres, ventilación, bibliotecas, pintura, baterías sanitarias y  agua potable para 80.000 de nuestros niños en jornada extendida durante un año

   Con el dinero de esos primeros hallazgos, se hubiese podido construir el reservorio para el nuevo acueducto de Valledupar y garantizar un tanque de abastecimiento en el Cerro de La Popa que funcione por gravedad para que no escasee más nuestra agua como producto de las crecientes anuales que obligan a racionarla por turbiedad…

   Esos 50 mil millones de pesos son el aproximado de unos 13 millones de platos de comida digna para nuestros niños o nuestros ancianos más pobres… o unos 17 millones de desayunos.

   Con ese dinero hubiese bastado y sobrado para financiar una maestría  para cada uno de los 2.500 docentes que tiene Valledupar para optimizar la educación de nuestros niños; con ese dinero los 14 mil estudiantes de la universidad Popular del Cesar tendrían sus estudios profesionales garantizados aun cuando fuese una única oportunidad feliz en  las historias de sus familias …

   Si esos 50 mil millones de pesos no se pierden, el municipio capital hubiese podido hacer la cofinanciación con la nación para hacer por fin  realidad la quimera de la Represa de Los Besotes que costaría unos 480.000 millones, pero que garantizaría agua por 50 años para toda el área metropolitana…

   Pero estamos en Colombia: Hablemos de futbol. En Valledupar la administración de Luis Alberto Monsalvo firmó acta de inicio en febrero de 2014 para construir el nuevo estadio; se estipuló que la obra debería entregarse en 18 meses. Estamos a 34 meses de aquella firma…

   El Pilón, diario regional, informó el 28 de mayo de este año que el escenario en su primera etapa tuvo un valor de 59 mil millones de pesos y en primera instancia contó con dos períodos de entrega partiendo del 28 de febrero del 2014, cuando se firmó el acta de inicio. Así pues, el primer plazo fue hasta el 31 de diciembre del 2014, y el segundo debió entregarse el 25 de agosto del 2015, que sería por lo tanto la fecha de finalización estipulada, es decir, hace 16 meses...

    El punto no es que no solo no hay tal estadio entregado, sino que la CGN encontró fallas por todas partes en la obra y un detrimento patrimonial de 5 mil millones de pesos, ¡Por Dios!: Eso es lo que tendría que trabajar una persona que gana el salario mínimo ¡durante 595 años! Esosson muchos, muchísimos partidos de futbol…

¿Se está entendiendo lo que pasa aquí?

   Aquí desde hace rato, nos acostumbramos a que todo pasa, que todo queda y que lo nuestro es pasar…  Pero no hay tal para los versos de Machado en nuestra tragedia: Lo del maestro era poesía, lo de aquí es desidia, desprecio, arrogancia y placer con la miseria ajena. Con un solo día de esos 50 mil millones, cada hogar del Cesar hubiese podido llevar a su mesa la triste pero aun razonable suma de tres bolsas de leche para el consumo de una semana… ¡Pero aquí nos comportamos como si no estuviese pasando nada!

   Esto es largo, tiene nombres y tiene apellidos. Una de las primeras administraciones que tuvo el clan Gnecco es tristemente célebre porque en ella se perdieron más de dos décadas atrás, nada menos que 28 mil millones de pesos de la educación de nuestros niños…  Pero no pasó nada, salvo que la ignorancia nos mata y que ese robo a la educación es una más de las formas de mantenernos ignorantes.

   Luego vino el interino Canossa, un delincuente de poca monta que en medio de la torpe miopía de las clases dominantes del Cesar (no es lo mismo que Dirigentes), vino y ferió ya desde Bogotá, el presupuesto departamental, todo se lo robó y aquí tampoco pasó nada: Nuestros patriarcas y matriarcas no hicieron barro en el agua: Aún queda mucho por sacarnos de la sangre… Quien recuerda hoy a Canossa?

   Pienso que Edgardo Maya Villazón al atreverse a poner el dedo sobre esta llaga ha enviado un mensaje muy claro. No le conozco ni le he tratado lo suficiente como para decir que es un amigo, pero creo que si ese hombre se sostuvo dos períodos en la Procuraduría General de la Nación y ahora es el contralor nacional, algo de respeto debe infundirle a estas mafias locales, que ponen a su antojo contralores que fueron antes los ordenadores del despilfarro o los financiadores de las campañas…

   Si esta vez tampoco pasa nada, si los seguimos eligiendo, nuestra estupidez histórica será irremediable, porque cada cosa que dejamos pasar es ahincar cada vez más del hierro que marca nuestros hombros y los hombros de nuestros hijos…  Somos reses de una finca cuyos dueños nos cambian cada cuatro años de capataz, y ni siquiera se preguntan jamás cuanto sudor costó y cuesta la crianza, la educación ni la dignidad de nuestros hijos.

   Para no seguir nadando en el surrealismo hace falta despertar y tener claro que estos primeros $50 mil millones que descubrimos, no son sino la punta de la nariz del gigante sobre la cual discutían las hormigas.

   Pero una sola hormiga  a veces, puede inflamar una nariz.

Espero pues.

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.