Radio Guatapurí 740 AM

A+ A A-

Carta a Santiago

Valora este artículo
(2 votos)

Querido Santiago: Cuatro décadas atrás, tu abuela Consuelo Araujonoguera, le escribió a tu padre, con motivo de su nacimiento, tal vez la más conmovedora carta que haya escrito en su vida, titulada “Verte crecer, hijo mío” (El Espectador, 17 de septiembre de 1975). Hoy me corresponde darte la bienvenida a este convulsionado y sorprendente mundo, y empiezo, hijo mío, con todo el cariño, por pedirte perdón, porque es imposible superar la pluma de tu abuela, dotada por la Providencia de una sensibilidad especial y una habilidad natural para narrar de la cual yo sólo alcancé a heredar una ínfima parte.

Espero que tú le heredes a ella mucho más de esas aptitudes, de las que yo le heredé: en especial, ese talento desbordante, esa capacidad para construir sus sueños en contra de las adversidades y ese sentido de la justicia, que la llevó a velar siempre por los menos favorecidos por la esquiva Fortuna.

Sólo al sostenerte en mis brazos aquella mañana calurosa en Valledupar conocí el amor puro y verdadero, materializado en esas carnitas y esos huesitos, representados en tus escasos 2.500 gramos y tus 46 centímetros de talla. Pude decir, entonces, como reza la Biblia “este sí es carne de mi carne, y sangre de mi sangre”. Desde entonces, eres tú, Santiago el centro de la existencia de tus padres y la mayor alegría de sus vidas. A un lado han quedado el estrés cotidiano del trabajo, “–que señor Andrés lo llama el alcalde. –Dígale que más tarde lo llamo que estoy durmiendo al niño”. “Que de tal entidad están pidiendo una cotización. –Que se entiendan con Melissa, que para eso me reemplaza”.

En estos siete días desde que naciste no me deja de impresionar tu mirada escrutadora con esos ojos negros profundos con los que me examinas el alma y me avergüenza que encuentres en ella cosas no dignas de ti. Han sido siete días de aprendizaje continuos e intensivos a ser padres, a ser intérpretes de tu lenguaje no hablado, de tus gestos y tus gorjeos. Ya aprendimos que cuando mueves tus bracitos al aire como lanzando golpes no es que quieras pelear con el mundo sino que es la señal inequívoca de que tienes hambre. Aunque en este mundo te recomiendo mantener, hijo mío, la guardia arriba, porque abundan las trapisondas, las traiciones y los golpes bajos.

Releyendo la carta de tu abuela, me pregunto ¿cuánto ha cambiado el mundo y el país desde entonces? En 1975, gobernaba el país Alfonso López Michelsen, presidente liberal del “Mandato Claro”. El Cesar, tu departamento, era gobernador Alfonso Araújo Cotés, y, en Valledupar, tu ciudad, alcalde Jaime Calderón Brugés. Hoy, tu país lo lidera, Juan Manuel Santos, quien ha puesto todos sus esfuerzos en lograr la paz para que tú y los otros niños de tu generación no crezcan en medio de la guerra, como ha sucedido desde hace cuatro décadas. Sin embargo, muchos le critican a Santos que en ese loable esfuerzo, ha cedido demasiado ante el infinito cinismo de las FARC, asesinas de tu abuela.

Santiago, eres un privilegiado por haber nacido en un hogar de clase media costeña, porque tus dos padres trabajan y pueden darte una educación de calidad. No obstante, no comparten tu buena Fortuna, miles de niños de Colombia, cientos de ellos en La Guajira y en El Cesar, departamentos que ocupan el vergonzoso primer y segundo lugar del país por mayor número de muertes de niños por desnutrición, a pesar de recibir cuantiosos recursos del Estado.

Por todo ello, Santiago, quiero sembrar en tu corazón desde ya la semilla de la justicia y la equidad para que entiendas que Dios a quien más le da, más le exige, y esos supuestos privilegios que le ha vida te ha dado implican de tu parte una mayor responsabilidad para con tu comunidad, con tu país y con el planeta en el que vives. Guarda esta semilla en el corazón y cultívala con tesón y esmero para que algún día puedas también transmitírselas a tus hijos.

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

COPYRIGHT © 2012 RADIOGUATAPURI.COM

Calle 17 No. 15-67 Tel: (5) 5712371 móvil 320 549 00 99 Valledupar – Cesar – Colombia
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Design © Lestmar Ingeniería| Radio Guatapurí. Todos los derechos reservados.